UNOS 6.000 EUROS POR LAVADO

Vivía en la calle y ahora es famoso (y con dinero) por lavar el coche a los famosos

Gran detallista, dedica unas dos horas a dejar limpios como una patena los automóviles de las celebridades

Foto: Brian Hunt, limpiando un Ferrari. Foto: Facebook
Brian Hunt, limpiando un Ferrari. Foto: Facebook

Brian Hunt es un británico que hace apenas unos años vivía en la calle, pero su suerte cambio y supo enfocarse en la profesión en la que era un maestro: lavar coches.

Ahora, trabaja para famosos y grandes marcas automovilísticas y su tarifa se eleva hasta los más de 6.000 euros por lavado.

"Vivir en las calles fue muy duro, pero luego cogí un jabón y una esponja y no he mirado atrás", explica Hunt en declaraciones al diario The Mirror.

Clapton, Abramovich y Jamiroquai, sus clientes

Hunt, de 45 años, estuvo mucho tiempo trabajando en un matadero, pero por las vueltas que da la vida, acabó siendo un vagabundo que no tenía techo en el que vivir.

"Vivir en las calles fue muy duro, pero luego cogí un jabón y una esponja y no he mirado atrás"

Todo cambió cuando aceptó un trabajo en un lavadero de coches convencional. Allí, su buen trabajo y su atención a los detalles fueron descubiertos y llamaron la atención de los clientes. Precisamente, uno de ellos le recomendó a Ferrari, donde comenzó a despegar su carrera.

Desde entonces, ha trabajado para famosos como Eric Clapton, Roman Abramovich o Jay Kay, de Jamiroquai, entre otros, y para empresas como Ferrari, McLaren y Aston Martin. Incluso, ha realizado algún lavado para la realeza, aunque, por discreción, no revela para quién.

Todos le han dejado sus grandes joyas automovilísticas para que las deje impecables, gracias a su habilidad y buen desempeño.

"Nunca pensé que volaría a América Central para limpiar el yate de Roman Abramovich o que cobraría más de 6.000 euros por lavar un coche, pero todo el mundo tiene que ser bueno en algo", explica Hunt.

No se ha hecho rico... aún

No obstante, a pesar de sus precios, este inglés confiesa que no se ha hecho millonario con el negocio. "Los productos y materiales representan gran parte del coste", aunque, reconoce, "nunca pensé que viviría tan cómodamente del lavado de autos. Me encanta".

Sus lavados suelen durar unas dos horas, empezando con un lavado de espuma de nieve con agua desionizada, posteriormente frota con una barra de arcilla y acaba con un lavado en tres etapas de arriba abajo. Finalmente, pule el vehículo a máquina, lo que puede llevarle unos dos o tres días.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios