¿Kim Jong-un quiere acabar con los perros de la élite de Corea del Norte?
  1. Mundo
CONTRA LA "DECADENCIA" CAPITALISTA

¿Kim Jong-un quiere acabar con los perros de la élite de Corea del Norte?

De acuerdo con un medio surcoreano, el líder habría ordenado confiscar los perro domésticos de la élite de Pyongyang, aunque algunos creen que es para paliar la escasez alimentaria

Foto: Kim Jong-un en una televisión en Seúl (Reuters)
Kim Jong-un en una televisión en Seúl (Reuters)

El consumo de carne de mascotas, como el gato en Vietnam o el perro en China, es habitual en el continente asiático, aunque este tipo de animales no solo se consumen en esos países, sino también en lugares como Corea del Norte. Ahora, el diario diario surcoreano 'Chosun Ilbo' —poco afín al Gobierno norcoreano— ha asegurado que desde Pyongyang han tomado drásticas medidas contra la 'decadencia' capitalista que supone tener animales de compañía en casa, aunque algunos lo ven más como una posible medida para paliar la escasez de alimentos.

Tal y como indica este periódico, el líder norcoreano, Kim Jong-un, habría trasladado una directiva a finales de julio a la élite del país presentándola como una medida de protección ante la "decadencia capitalista" y con el objetivo de "apaciguar el reciente descontento" de la sociedad con respecto a la situación económica del país. Según una fuente consultada por 'Chosun Ilbo', Kim habría denunciado la propiedad de mascotas como una "tendencia contaminada por la ideología burguesa". Esta fuente ha asegurado que se están identificado hogares en los que se convive con perros domésticos y están obligando a estas familias a "entregarlos" o incluso son confiscados por la fuerza.

Algunos de estos animales, ha indicado esta misma fuente, son enviados a los zoológicos estatales o vendidos a restaurantes en los que se consume este tipo de carne. Lo cierto es que el verano en Corea del Norte es tiempo de comer perro: el plato estrella del verano norcoreano es el 'dangogi' o carne dulce. El mayor consumo de carne de perro en las dos Coreas gira en torno a los días más calurosos del año, precisamente por las creencias de los coreanos (tanto del sur como del norte). "La gente cree que el calor cura el calor", explicaba hace unos años Kim Ae-kyong, camarera en la Casa de la Carne Dulce, el mayor restaurante de carne de perro de la capital norcoreana, Pyongyang. "Por eso comen carne de perro y sopa de perro picante en los días más calurosos".

placeholder 'Dangogi' o carne de perro, en un restaurante de Corea del Norte (Reuters)
'Dangogi' o carne de perro, en un restaurante de Corea del Norte (Reuters)

Ante esta 'medida', esta fuente consultada por 'Chosun' asegura que muchos de los dueños de los animales están criticando a Kim a sus espaldas, aunque poco más pueden hacer al respecto. La posesión de mascotas en Corea del Norte ha sido tradicionalmente vinculada a la decadencia occidental, aunque en los últimos años se ha relajado esta 'demonización occidental'. De hecho, muchos miembros de la élite de Pyongyang hacen alarde de sus costosas mascotas como símbolo de estatus. Un par de años atrás, el propio Kim regaló a su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, un par de cachorros de Pungsang, una raza de perro de caza autóctono de Corea del Norte.

"La gente corriente en Corea del Norte cría cerdos y ganado", explica esta fuente, cuya identidad no ha sido desvelada por 'Chosun'. "Pero los funcionarios y los altos cargos del Gobierno son dueños de perros", señala. Esto ha generado la sensación de que más que un intento por acabar con extravagancias que los norcoreanos atribuyen al mundo occidental pueda tratarse de una manera de conseguir alimento para alimentar las masas. Según un desertor consultado por el mismo diario, este tipo de medidas drásticas se suelen aplicar en Corea del Norte con escaso o nulo entusiasmo, aunque en esta ocasión, dice, "parecen ser más severas".

Alimentos Mascotas Perro Kim Jong-un
El redactor recomienda