Es noticia
Menú
'Wakaresaseya', los 'espías' de Japón que se encargan de sabotear tu matrimonio
  1. Mundo
MUY EXITOSOS EN EL PAÍS NIPÓN

'Wakaresaseya', los 'espías' de Japón que se encargan de sabotear tu matrimonio

¿Se imaginan contratar un extraño servicio para conseguir romper su matrimonio? Es una de las modas en Japón: encontrar novio/a a tu pareja para facilitar tu propia separación

Foto: 'Wakaresaseya', los 'espías' de Japón que se encargan de sabotear tu matrimonio. (Reuters)
'Wakaresaseya', los 'espías' de Japón que se encargan de sabotear tu matrimonio. (Reuters)

Todos, quien más quien menos, hemos sentido en algún momento de nuestra vida que la relación sentimental en la que estábamos embarcados no iba por el rumbo que a nosotros nos gustaría. Por esa razón, ha llegado el momento en el que nos hemos planteado la opción de dejar a la otra persona, algo que habitualmente es difícil por el vínculo que tenemos con ella. Pero, en Japón, han 'inventado' una extraña y novedosa —amén de cobarde— forma para evitar dar la cara en un momento tan delicado: espías contratados para romper nuestros matrimonios, conocidos como 'wakaresaseya'.

Los 'wakaresaseya' se enmarcan dentro de las grandes agencias de detectives privados, cuyo principal objetivo radica en acabar con relaciones sentimentales iniciando una nueva para conseguir que la ruptura sea más factible. O, dicho de otra manera, una de las partes de la pareja lo contrata para conseguir que la otra parte se enamore de él/ella. Una vez se ha logrado el objetivo, ya sabe que la otra parte será más propensa a estar de acuerdo a la hora de acabar con su relación, facilitando así los hipotéticos acuerdos de ruptura que se tengan que llevar a cabo judicialmente dentro de la pareja.

Foto: Momento en el que Hiroo Onoda entrega su espada en 1974 en señal de rendición. (Reuters)

Ese tipo de agencias llevan funcionando desde hace varias décadas, donde los 'wakaresaseya' destacan por su excepcional discreción y por su capacidad para no hacer sospechar a la otra persona. Según explica la BBC, los contratos de estos espías pueden ir desde los 3.300 euros de los trabajos más sencillos hasta los 160.000 euros en los más complicados, que normalmente envuelven a famosos o a políticos. Se calcula que, actualmente, en Japón hay unas 270 agencias que ofrecen este tipo de servicios y que, en la actualidad, son unos de los más demandados en el país nipón.

Sin embargo, los 'wakaresaseya' se hicieron tristemente célebres a nivel mundial en 2010. En aquella época, el marido de Rie Isohata quiso separarse de ella, por lo que contrató a Takeshi Kuwabara para que se enamorara de él. Después de varios meses, Kuwabara logró su objetivo, momento en el que el marido de Isohata obtuvo fotos íntimas que confirmaban que tenía una relación extramatrimonial, evidencia que podía utilizar en un juicio de divorcio. La misión había sido un éxito, pero el problema fue que Kubawara, casado y con hijos, también se enamoró: cuando Isohata quiso dejarle al enterarse de cuál era su profesión, él la estranguló, por lo que fue condenado a 15 años de prisión.

En realidad, el funcionamiento de los 'wakaresaseya' es mucho más sencillo de lo que podría parecer. Como quien lo contrata es en realidad la pareja de la otra persona, le ofrece todo tipo de información sobre cómo es: sus gustos, sus sueños e, incluso, sus anhelos le son contados al espía que debe iniciar una nueva relación fuera de la pareja. Eso facilita que se inicien conversaciones entre dos personas que, al menos sobre el papel, parecen almas gemelas, aunque en realidad no es más que un burdo engaño para facilitar el divorcio: si tu pareja está enamorada de otra persona, es mucho más fácil llegar a un acuerdo de separación, con menos trabas.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Otras 'funciones'

Pero, aunque pueda parecer mentira, no es la única misión de los 'wakaresaseya'. En muchos casos, su objetivo es increíblemente el contrario, es decir, salvar un matrimonio. ¿Cómo? En muchas ocasiones, una de las personas de la pareja está convencida de que la otra mantiene una relación secreta paralela. En ese caso, el espía es contratado para conseguir que aquella otra persona con la que su pareja le está engañando se enamore de él, con el objetivo de que inicien una relación nueva y, así, hacerla desaparecer de sus vidas, con lo que poder volver a la normalidad del matrimonio como si nada hubiera pasado.

Aunque pueda parece difícil de creer, lo que termina pasando en la mayoría de los casos es que la relación extramatrimonial se termina rompiendo, pues la otra persona deja al casado/a con el que mantiene ese 'affaire' en beneficio de iniciar una nueva relación con alguien en su misma condición. Lo que esa persona no sabe es que, solo unas semanas después de dejar esa relación fuera del matrimonio en beneficio de la nueva, que parece más sana y dentro de los límites de lo moralmente aceptado, esa nueva persona que parecía su alma gemela desaparece de la noche a la mañana sin dejar rastro y no vuelve a verla nunca jamás. El espía ha cumplido su misión con éxito.

Aunque los 'wakaresaseya' solo existen en Japón, lo cierto es que en otros países del mundo también existen servicios similares, aunque no con las características exactas de este tipo de agencias. Los expertos del país nipón aseguran que facilitar un divorcio, impedirlo o conseguir una compensación económica —algo así como recibir un dinero por daños morales tras haber sido engañado— son los increíbles nichos de mercado de estos espías, cuyo terreno de juego no es otro que el amor... eso sí, a cambio de un buen puñado de euros.

Todos, quien más quien menos, hemos sentido en algún momento de nuestra vida que la relación sentimental en la que estábamos embarcados no iba por el rumbo que a nosotros nos gustaría. Por esa razón, ha llegado el momento en el que nos hemos planteado la opción de dejar a la otra persona, algo que habitualmente es difícil por el vínculo que tenemos con ella. Pero, en Japón, han 'inventado' una extraña y novedosa —amén de cobarde— forma para evitar dar la cara en un momento tan delicado: espías contratados para romper nuestros matrimonios, conocidos como 'wakaresaseya'.

Japón Amor Divorcio
El redactor recomienda