GRACIAS A TRES ROCAS DE TANZANITA

Un humilde minero gana 5 millones tras hallar el material más raro del mundo

En poco menos de dos meses, un minero de Tanzania ha encontrado tres enormes rocas de gran valor económico de un mineral que está llamado a desaparecer en veinte años

Foto: Saniniu Laizer, con las primeras dos rocas de tanzanita que encontró. (Ministerio de minerales de Tanzania)
Saniniu Laizer, con las primeras dos rocas de tanzanita que encontró. (Ministerio de minerales de Tanzania)

¿Se imagina ganar una cantidad millonaria en la lotería y que, solo unos meses después, le volviera a tocar otro premio de igual valor? Pues eso es lo que le ha sucedido a Saniniu Laizer, un humilde minero de Tanzania (África) que en cuestión de semanas ha sido capaz de ganar 4,5 millones de euros después de encontrar tres rocas de enorme tamaño del que es considerado como uno de los minerales más extraños de la Tierra. Y promete seguir buscando más rocas de esta material que, además, otorga riqueza a su propio país.

Todo comenzó a mediados del pasado mes de junio, cuando Laizer descubrió dos rocas de tanzanita en la mina en la que trabajaba. Se trataba de dos piedras de gran tamaño, que pesaban 9,2 y 5,8 kilos y que tenían gran valor económico. Así, el minero decidió acudir a su gobierno para vender el mineral, recibiendo como contraprestación 2,8 millones de euros. De la noche de la mañana, un humilde habitante de Tanzania se acababa de convertir en millonario gracias a su descubrimiento.

En los últimos años, muchas han sido las informaciones que nos hablan de la importancia de ciertos materiales en el mundo actual. El desarrollo de la tecnología necesita, en muchas ocasiones, de una serie de minerales que escasean en el mundo, como puede ser el caso del coltán, del escandio, del itrio o de los 15 elementos del grupo de los lantánidos, es decir, de las tierras raras. Pero en este caso, la tanzanita nada tiene que ver con la tecnología, pues se trata de un mineral que solo se utiliza con fines decorativos. ¿Por qué es tan valioso entonces?

Pues muy sencillo: está considerado como una de las gemas más raras de la Tierra, que solo se encuentra en Tanzania y que se estima que se agotará definitivamente en poco menos de 20 años. Como curiosidad, la tanzanita puede tener varios colores, siendo verde, rojo, púrpura o azul. Pero, además, su tonalidad está directamente relacionada con su valor, pues cuanto más transparente es la roca, mayor es el precio que tiene este extraño mineral. Por esa razón, se ha convertido en un modo de vida para muchos habitantes locales.

Tanzania es consciente del valor de este mineral y, por esa razón, en 2017 el presidente John Magufuli decidió construir un muro de 24 kilómetros para proteger la mina Merelani, principal fuente de tanzanita de todo el mundo y que, de momento, es el único lugar en el que se ha encontrado este mineral de manera masiva. Pero, ¿por qué se construyó este muro? El gobierno creía que existía un gran problema con la minería ilegal que estaba extrayendo este material de manera clandestina. Y por esa razón, fomentó la entrega de licencias de minería privada.

Así, muchos habitantes como Laizer decidieron acudir al ejecutivo de Magufuli a contratar una licencia: en caso de encontrar un mineral de valor, sabía que el gobierno se lo compraría y que le reportaría importantes beneficios. De hecho, Laizer el confiesa que se metió en el mundo de la minería con este único objetivo, pues el único ingreso que tenía para cubrir la necesidades de sus 30 hijos eran los réditos económicos que le generaban las 2.000 cabezas de ganado con las que contaba sus terrenos. Era el momento de probar suerte con la minería.

Y lo cierto es que el Laizer ha sido muy afortunado. En junio, ya había encontrado esas dos grandes rocas por valor de 2,8 millones de euros. Pero, a pesar de hacerse millonario, aseguro que continuaría trabajando en la mina con el objetivo de seguir encontrando este mineral: solo ha necesitado un par de semanas más para encontrar una nueva roca, en este caso de 6,3 kilos, por la que el gobierno de nuevo le ha pagado 2,8 millones de euros. O, dicho de otra manera, en poco más de dos meses ha ganado 4,5 millones de euros gracias a tres grandes rocas de tanzanita.

Pese a haberse hecho millonario casi de la noche a la mañana, Laizer asegura que continuará buscando más tanzanita en la mina de Merelani. De momento, asegura que con el dinero obtenido por la venta de estos minerales se propone construir un colegio y un centro sanitario en su comunidad, en la región de Manyara. Un mineral llamado extinguirse en las próximas dos décadas ha hecho millonario a un humilde minero. Ahora, el gobierno de Tanzania revenderá este mineral exclusivo del mundo de la joyería con el que se realizarán creaciones únicas por el que se pelearán las grandes fortunas del mundo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios