¿Por qué los estudiantes chinos que viven en Australia están fingiendo su secuestro?
  1. Mundo
SECUESTROS VIRTUALES MILLONARIOS

¿Por qué los estudiantes chinos que viven en Australia están fingiendo su secuestro?

Las mafias los engañan con supuestos crímenes pendientes en su país de origen y amenazan con extraditarlos o detener a sus familias si no cooperan

Foto: ¿Por qué los estudiantes chinos que viven en Australia están fingiendo su secuestro?
¿Por qué los estudiantes chinos que viven en Australia están fingiendo su secuestro?

Cada año visitan Australia unos 200.000 estudiantes chinos, una cifra más que notable y que hace que las mafias asiáticas hayan puesto el foco en ellos para conseguir ingresos de manera ilegal. El último método que ha trascendido es convencerlos de que tienen asuntos pendientes en su país de origen y, a cambio de no denunciarles, les obligan a fingir sus propios secuestros para pedir rescate por ellos a sus familias.

Tal y como publica la CNN, todo comienza con una serie de llamadas aleatorias por parte de las mafias a miles de números de teléfono distintos. Cuando descuelgan, alguien que dice ser miembros de la embajada de China les habla en mandarín y eso les sirve para hacer el primer filtrado: la mayoría de las veces responden ciudadanos australianos que, simplemente, cuelgan. Pero cuando dan con un estudiante chino, casi siempre responde en ese mismo idioma.

Foto: Detenidas 29 personas de una red por practicar la 'estafa nigeriana' en Internet

Una vez que comienza la conversación, la supuesta autoridad china convence a la víctima de que tiene cargos por un crimen en su país de origen y que, si no cooperan, serán extraditados para ser juzgados o sus familias sufrirán las consecuencias. Y para ser más creíbles aún, utilizan tecnología que les lleva a suplantar los números de teléfono reales de las embajadas chinas, de tal manera que si las víctimas buscan información encontrarán que los números son reales.

Estafas millonarias

Una vez que las mafias se han ganado la confianza de los estudiantes, que están repartidos por los diferentes estados del país, proceden de dos maneras diferentes. La primera y más directa es convencer a los jóvenes de que transfieran dinero a las mafias y les dan números de cuenta que pertenecen a bancos que se encuentran fuera de Australia para que no puedan ser rastreadas.

Las mafias utilizan la aplicación de mensajería WeChat para contactar con las familias (Reuters/Petar Kujundzic)
Las mafias utilizan la aplicación de mensajería WeChat para contactar con las familias (Reuters/Petar Kujundzic)

La segunda es obligar a los estudiantes a fingir su propio secuestro. De esa manera, tras grabar un vídeo o hacerse unas fotos maniatados que después son enviadas a través de la aplicación de mensajería WeChat, las mafias se ponen en contacto con sus familias para reclamar grandes cantidades de dinero a cambio de liberar a los jóvenes. Y, desgraciadamente, muchos de ellos acceden a esta amenaza y deciden simular que han sido secuestrados.

Cuando las mafias contactan con las familias para pedirles el pago de una determinada cantidad, llevan a los estudiantes a una habitación de hotel donde esperarán a que la situación se resuelva sin poder usar sus móviles ni ponerse en contacto con nadie conocido. Finalmente, una vez que han pagado el rescate exigido, los estudiantes son "liberados", es decir, vuelven tranquilamente a su apartamento o residencia de estudiantes.

Las familias de ocho estudiantes han pagado unos dos millones de euros por su supuesta liberación

La policía australiana ha certificado los secuestros virtuales de ocho estudiantes chinos solo en el estado de Nueva Gales del Sur, aunque se cree que puede haber muchos más afectados. Las familias de esos ocho jóvenes desembolsaron un total de 3,2 millones de dólares australianos, unos 2 millones de euros al cambio. Una de las familias pagó más de 1,2 millones de euros por la liberación de su hijo sin saber que no había sido realmente secuestrado.

Lennon Chang, profesor de Criminología en la Universidad Monash de Australia, explica que "los estudiantes internacionales son un grupo vulnerable porque no tienen un apoyo real en este país. En este tipo de estafas, las víctimas no tienen mucha experiencia con la sociedad, por lo que pueden creer que la llamada es de 'gente de la embajada'. Si eres un chino nacido en Australia y alguien te dice que estás involucrado en un crimen en China, les colgarás. Pero si eres un estudiante internacional chino, podrías estar preocupado por tu familia y lo que pasa en tu ciudad natal".

Secuestros Australia Delincuencia We Chat Estafa
El redactor recomienda