crisis sanitaria

EEUU duda con la 'vuelta al cole' y reduce el contacto social ante el avance del covid

Florida, Texas y California son los estados con más contagios, pero Nueva York se mantiene todavía como el estado más golpeado por la pandemia

Foto: Un niño mira a través de la ventana de su autobús escolar. (Reuters)
Un niño mira a través de la ventana de su autobús escolar. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Mascarillas obligatorias, límite a las concentraciones de personas no solo en ámbitos públicos, toque de queda y replantearse la vuelta al colegio en otoño. La pandemia del coronavirus está forzando a los ciudadanos y autoridades estadounidenses a pensar en más medidas que reduzcan el contacto social para frenar la propagación del covid-19 en un momento en que tanto los contagios como los fallecimientos están marcando cifras récord.

Según las últimas cifras de la Universidad Johns Hopkins, los casos positivos ascienden a 3.634.807 y los fallecidos a 139.076 personas. El balance del viernes registra 74.433 casos más que el jueves y 891 nuevas muertes. La cifra de nuevos casos rozó el récord establecido este miércoles de 74.513. Pese a que Florida, Texas y California son ahora los estados con más contagios, Nueva York se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 405.551 casos confirmados y 32.452 fallecidos. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.377 personas.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Illinois con 7.465, Pensilvania con 7.004, Michigan con 6.355, Florida con 4.804 o Connecticut, con 4.396. En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 365.125, Florida el tercero con 327.234 y Texas el cuarto con 315.977.

Por el momento, los gobiernos de Miami-Dade y Broward, en Florida -uno de los epicentros de la pandemia-, han endurecido las multas para infractores del uso de mascarillas o de normas de distanciamiento para negocios y han apelado a la "responsabilidad personal" de la ciudadanía para evitar otro cierre de la economía. El alcalde de Miami, Francis Suárez, ya ha hablado con los empresarios de la ciudad para plantear la necesidad de un nuevo cierre de los comercios. Además, se han prohibido las reuniones de más de diez personas en las viviendas y se obligará a llevar mascarilla en el interior de los gimnasios, incluso mientras se practica deporte.

En California, con más de 7.400 fallecidos, las autoridades no logran controlar el avance del virus. Sus bares, restaurantes y el servicio en el interior de la mayoría de los comercios no esenciales, incluyendo iglesias, están cerrados desde inicios de la semana. Los alcaldes de otras grandes ciudades como San Francisco han pedido también a sus ciudadanos que eviten reunirse con otras personas fuera de sus hogares para evitar más contagios.

Los ciudadanos no ven clara la 'vuelta al cole'

Con la reanudación de las clases a la vuelta de la esquina, las autoridades locales de todo el país están ya proponiendo medidas para garantizar la seguridad de la comunidad escolar ante el covid. El alcalde de Chicago, por ejemplo, ha anunciado un plan que combina clases presenciales y en remoto, pese al rechazo del sindicato de profesores del distrito que aboga por la enseñanza online únicamente.

En tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, presiona para regresar a la normalidad cuanto antes, subrayando la importancia de impulsar la economía. La Administración Trump y algunos expertos sostienen que lo mejor para los niños es retornar a los colegios, algo que permitirá a los padres volver al trabajo. Sin embargo, a la vista de los resultados de una encuesta realizada por Reuters/Ipsos, solo uno de cada cuatro ciudadanos de EEUU cree que es seguro que las escuelas públicas abran sus puertas en otoño.

(Reuters)
(Reuters)

La encuesta nacional se realizó online entre el 14 y 15 de julio, en un momento en que los 13.000 distritos escolares del país se enfrentan a cómo reanudar de forma segura la enseñanza después de cerrar en primavera, con las infecciones al alza. Según el sondeo, solo el 26% de los adultos estadounidenses creen que es seguro que los alumnos vuelvan las escuelas de su comunidad en septiembre. Otro 55% considera que no es seguro, y el 19% no está seguro. Las respuestas se dividieron según las tendencias políticas: la mitad de los votantes republicanos dijeron que creían que las escuelas eran seguras, comparado con solo uno de cada 10 demócratas.

Entre los encuestados con niños en edad escolar, cerca de cuatro de cada 10 dijeron que era poco probable que los enviaran a la escuela si se reanudaba la enseñanza presencial. Cinco de cada diez dijeron que enviarían a sus hijos a la escuela, y el resto dijo que no estaban seguros.

Trump ha convertido la reapertura de las escuelas en uno de los ejes de su campaña para la reelección con la intención de atraer votantes de las periferias urbanas. Sin embargo, los resultados de la encuesta sugieren que la ciudadanía no estaría tan alineada con esta medida como el mandatario habría considerado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios