no es preocupante

¿Brote de peste negra en Mongolia? Confirman dos casos de peste bubónica

No hay signos de alerta. La peste bubónica es una enfermedad relativamente común y además es endémica en Mongolia

Foto: Varios votantes en Mongolia, donde se celebraron las elecciones al Parlamento en plena crisis del coronavirus
Varios votantes en Mongolia, donde se celebraron las elecciones al Parlamento en plena crisis del coronavirus
Autor
Tiempo de lectura2 min

El Ministerio de Sanidad de Mongolia ha confirmado esta semana que existen dos casos confirmados de personas infectadas con la peste bubónica en el país, una infección producida por una bacteria que provoca la inflamación de los ganglios linfáticos. Los dos casos, registrados en la provincia de Khovd, corresponden a una persona de 27 años y a su hermano de 17, y ambos están siendo tratados en diferentes centros sanitarios, tal y como ha confirmado la agencia china de noticias Xinhua.

El responsable de relaciones públicas del departamento, Dorj Narangerel, ha señalado que los dos casos tienen como raíz el consumo de carne de marmota y ha advertido a la población para evitar este tipo de alimento. Las autoridades sanitarias han aislado a cerca de 150 personas que habían tenido contacto próximo con ambos infectados, y todos ellos han sido aislados y evaluados en centros hospitalarios. La peste bubónica es una forma relativa común de peste a nivel mundial, y el vector más común es la pulga; normalmente, el bacilo Y. pestis ingresa en una picadura provocada por este insecto y se traslada a través del sistema linfático hasta el ganglio más cercano, donde se replica. El ganglio es inflama y se tensa, provocando lo que se denomina bubo (suelen ser común en axilas, brazos y piernas). Es raro que se transmita de humano a humano.

En la Edad Media tuvo lugar la pandemia más devastadora de la humanidad, conocida como la Peste Negra, provocada por esta infección y que afectó, según expertos, hasta a un tercio de la población. Si se extiende, la bubónica puede evolucionar y alcanzar a los pulmones, provocando un tipo más severo de enfermedad denominada peste neumónica; esta es una forma más virulenta: su incubación es corta (unas 24 horas) y cualquier persona puede transmitirla a través de las gotas (estornudos, saliva...) a otros humanos, aunque según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), las tasas de recuperación de la peste neumónica son bastante altas si se trata en las 24 horas posteriores al inicio de los síntomas.

Si bien en tiempos de coronavirus este tipo de informaciones suelen alertar a la población, es importante recordar que la peste bubónica es endémica en diferentes áreas, es decir, que afectan de manera permanente en regiones concretas. Mongolia es una de ellas, y el riesgo de infectarse con este tipo de peste está presente en todo el país y a lo largo de todo el año. En el caso mongol, la peste bubónica se suele transmitir a través de las pulgas que viven en roedores salvajes que luego son consumidos, en este caso, las marmotas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios