China inaugura su famoso festival de carne de perro en mitad de la pandemia
  1. Mundo
LAS ONG PROTESTAN POR "INHUMANO Y BÁRBARO"

China inaugura su famoso festival de carne de perro en mitad de la pandemia

A pesar de que el gobierno chino sacó a los perros de la lista de animales comestibles, la ciudad de Yulin ha vuelto a sacrificar a miles de canes para su famoso festival

placeholder Foto: Pese a la nueva normativa de Pekín, la ciudad de Yulin ha vuelto a celebrar su festival de carne de perro (Reuters/Tyrone Siu)
Pese a la nueva normativa de Pekín, la ciudad de Yulin ha vuelto a celebrar su festival de carne de perro (Reuters/Tyrone Siu)

A principios del mes de junio, el Ministerio de Agricultura chino aprobaba una medida por la que se prohibía la cría de perros para consumo humano. Una decisión muy aplaudida por las organizaciones animalistas de todo el mundo y que llegaba en un momento clave, apenas tres semanas antes de la celebración del tradicional Festival de Yulin, que gira en torno a la carne de perro.

Muchos esperaban que esa decisión de Pekín significara el fin de lo que muchos califican como una celebración aberrante porque cada año se sacrifican en Yulin miles de perros para consumir su carne. Sin embargo, eso no ha sido así y a pesar de emitir una recomendación para que el festival no se llevara a cabo, Yulin ha hecho oídos sordos y ha vuelto a celebrar su famosa fiesta.

Tal y como denuncia la ONG 'No Dog Left Behind' (Ningún perro quedará atrás), miles de animales han sido sacrificados en las últimas horas en Yulin, en el sur de China, para poder ofrecer su carne para consumo humano. Por eso, los voluntarios de esta organización han tratado de salvar la vida de algunos animales llevándoselos de las jaulas en las que aguardaban una muerte segura.

"Inhumano y bárbaro"

Jeffrey Bari, el ciudadano norteamericano que fundó la organización, califica el festival como "inhumano y bárbaro". Para Ling, una de las voluntarias de la ONG, "tenemos un sentimiento de placer cuando logramos cambiar el destino de un perro". Sin embargo, no han podido evitar que miles de animales fueran sacrificados. Además, denuncian en sus redes sociales que algunos de los perros han sido quemados vivos.

La ONG No Dog Left Behind acusa a algunos vendedores de quemar vivos a los animales

La mejor noticia es que, según un empleado del festival de Yulin, "cada vez hay menos clientes", aunque en parte podría deberse al miedo existente en la población por la propagación del coronavirus. Tal y como recoge La Nación, los vendedores sacrificaron a miles de perros, pero había menos personas que otros años dispuestas a comprar la carne.

De momento, solo dos ciudades chinas, Shenzhen y Zhuhai, han legislado para prohibir la venta y el consumo de carne de perro en sus demarcaciones, aunque son muchas más las que se han mostrado partidarias de implantar esas medidas en sus propios territorios. De momento, y hasta final de junio, Yulin seguirá siendo el lugar en el que los amantes de la carne de perro podrán disfrutar de este polémico festival.

Coronavirus Pandemia Maltrato animal Perro Animales Noticias de China Noadex
El redactor recomienda