Estados Unidos se queda sin monedas por culpa del coronavirus
  1. Mundo
ES UN PROBLEMA MÁS GRAVE DE LO QUE PARECE

Estados Unidos se queda sin monedas por culpa del coronavirus

El cierre de bancos y comercios ha detenido el flujo normal de monedas, por lo que la Reserva Federal no puede hacer frente a las peticiones que recibe

Foto: Estados Unidos se queda sin monedas por culpa del coronavirus
Estados Unidos se queda sin monedas por culpa del coronavirus

Al igual que sucedió en otros países, el papel higiénico fue lo primero que desapareció de las estanterías de los supermercados de Estados Unidos. Después fueron las mascarillas y otros artículos de protección personal que todo el mundo quería a la vez. Ahora, la última consecuencia de la pandemia ha sorprendido a muchos norteamericanos: el país se está quedando sin monedas.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, explicaba esta semana que "con el cierre parcial de la economía, el flujo de monedas se ha detenido". La razón, según apunta Powell, es que la cadena de suministro por la que fluyen las monedas normalmente se ha visto interrumpida durante la pandemia.

Foto: Powell (Fed) subraya la "gran incertidumbre" sobre la recuperación

Tanto bancos como muchas empresas han cerrado sus puertas o han tenido que cambiar su forma de trabajar. Por eso, hay menos monedas: "Los lugares donde vas a dar tus monedas y obtener efectivo no han funcionado. Las tiendas han estado cerradas. Así que todo el sistema se ha detenido". Por eso, hay escasez de monedas de cinco y diez centavos por todo el país.

Un problema más grave de lo que parece

John Rose, representante de Tennessee en el Congreso, señaló a Powell que las entidades bancarias de su zona habían recibido la notificación por parte de la Reserva Federal de que solo recibirían una pequeña parte del pedido de monedas que hacían cada semana, lo que implicaría quedarse sin monedas y tener que redondear al alza o a la baja en determinadas operaciones. Y eso, según Rose, "podría ser una preocupación mayor de lo que el anuncio de la Reserva Federal indica en un momento en el que pocos centavos son la diferencia entre rentabilidad y pérdidas".

Tener que redondear al alza o a la baja determinadas operaciones puede marcar la diferencia entre pérdidas y ganancias

De momento, la Reserva Federal está haciendo una "asignación estratégica de inventarios de monedas", es decir, distribuyéndolas de manera uniforme entre bancos y cooperativas de crédito. Se han impuesto límites basándose en la media histórica de los pedidos y, siempre, teniendo en cuenta el número de monedas que es capaz de producir la Casa de la Moneda de los Estados Unidos.

Al mismo tiempo, están tratando de aumentar esa producción. En declaraciones que recoge la CNN, Powell reconoce que "estas medidas por sí solas no serán suficientes para resolver problemas a corto plazo, aunque la Reserva Federal confía en que los problemas del inventario de monedas se resolverán una vez que la economía se abra más ampliamente y la cadena de suministro de monedas regrese a los patrones normales de circulación". Un problema inesperado pero que se convierte en otro quebradero de cabeza producto del coronavirus.

Reserva Federal Coronavirus Jerome Powell Pandemia Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda