73 enfermos solo en NY, y tres fallecidos

"Es la pesadilla de todo padre": ¿qué pasa en EEUU con los niños y el coronavirus?

Varias decenas de menores se han visto afectados por una patología relacionada con el covid-19 de la que todavía se sabe poco pero que incluye un cuadro peligroso

Foto: Unos niños aplauden a los trabajadores sanitarios en un hospital de Nueva York. (EFE)
Unos niños aplauden a los trabajadores sanitarios en un hospital de Nueva York. (EFE)

Al principio se consideró una enfermedad respiratoria, pero, a medida que se han ido multiplicando los pacientes, también lo ha hecho la variedad de los daños. El covid-19 ha generado inflamación de los pulmones, embolias, apoplejías, paros cardíacos, hinchazón de los dedos de los pies o percances neurológicos, entre otras afecciones. También ha afligido a mascotas y a varios tigres del zoo del Bronx. Los últimos datos dicen que puede haber provocado efectos singulares en los niños. Solo en el estado de Nueva York, 73 menores han enfermado y tres han perdido la vida.

“Esta es la pesadilla de todo padre, ¿verdad?”, ha declarado el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una de sus comparecencias diarias. “Por lo que parece, estos niños tenían anticuerpos de covid, o dieron positivo en covid, pero esos no eran los síntomas que mostraron cuando llegaron al sistema de hospitales”.

A diferencia de la mayoría de los pacientes adultos, los menores enfermos padecían una inflamación tóxica que podía llegar a requerir asistencia respiratoria mecánica. La inflamación, similar a la llamada “enfermedad de Kawasaki”, se puede manifestar en la piel, los ojos, el corazón, la lengua o las arterias y vasos sanguíneos.

Aunque de momento solo se ha detectado un centenar largo de casos en Estados Unidos, la mayoría concentrados en Nueva York, y otros tantos en Europa, el síndrome ha cuestionado la idea original de que el coronavirus solo perjudica a mayores de edad. Las autoridades sanitarias de Nueva York siguen trabajando para aclarar estas nuevas manifestaciones posiblemente ligadas al covid-19. Una de las hipótesis que barajan es que, dado que se ha manifestado un mes después del pico de contagios, el síndrome sea una respuesta inmune posinfecciosa al virus.

Uno de los afectados, Jack McMorrow, de 14 años, tuvo fiebre y sarpullidos. “Me salieron en las manos y empezaron a extenderse a mis muñecas”, contó a NBC News. “Fue doloroso, fue aterrador y rezo para que no le pase a nadie”. El gobernador Cuomo recomienda a los padres que vigilen sus primeros síntomas, que pueden ser la fiebre, un fuerte dolor abdominal o en el pecho, o un cambio en el color de la piel. "Aún tenemos mucho que aprender de este virus", dijo Cuomo.

Reaperturas sin control científico

Mientras tanto, la pandemia de coronavirus sigue expandiéndose en la mayoría de los estados. Una realidad que no les impide haber empezado a reabrir sus economías. 42 estados ya están en este proceso, pese a que ninguno de ellos cumple los dos requisitos más importantes fijados por la Casa Blanca: el aumento de las pruebas de diagnóstico de covid-19 y el descenso de los contagios durante 14 días consecutivos.

El consenso de los epidemiólogos, incluidos los de la Casa Blanca, augura nuevos picos. “Lo que vamos a ver es un desafortunado experimento natural en curso”, dijo a Vox.com Jeffrey Shaman, experto en modelos de enfermedades infecciosas de la Universidad de Columbia. “Para los estados que están aflojando las restricciones o reabriendo, vamos a ver si pueden hacerlo sin que el virus les estalle en la cara”.

Lo que vamos a ver con los desconfinamientos de los estados es un desafortunado experimento natural en curso

En Misuri, por ejemplo, el ritmo de casos detectados diariamente continúa aumentando, pero su gobernador, Mike Parson, ha ordenado la reapertura de todos los negocios. A partir de hoy los habitantes de este estado podrán celebrar y acudir a conciertos, siempre que respeten el metro y medio de distancia unos de otros.

El confinamiento sigue siendo una medida popular, aunque menos entre los votantes republicanos. En torno a un 55% de los conservadores lo apoya, frente al 88% de los votantes demócratas. Los descontentos, sin embargo, se manifiestan cada vez más a menudo y en mayores números. Al menos una veintena de estados han registrado protestas, algunas de ellas armadas, como la de Michigan o la de este fin de semana en Raleigh, Carolina del Norte. Algunos de los manifestantes portaban carteles y banderas con el nombre del presidente de EEUU, Donald Trump.

Dos representantes republicanos de Texas, Steve Toth y Briscoe Cain, acudieron al barbero ilegalmente: se cortaron el pelo para protestar contra el cierre de las peluquerías. "Hay miles y miles de otros negocios en todo el estado de Texas que están cerrado como resultado [del confinamiento]", dijo Toth.

El virus sigue circulando, incluso dentro la Casa Blanca. La secretaria de prensa del vicepresidente de EEUU, Mike Pence, ha dado positivo de covid-19. La enfermedad de Katie Miller, que de momento es asintomática, ha obligado a varios miembros del Gobierno a ponerse en cuarentena. Entre ellos el prestigioso Dr. Anthony Fauci, de 79 años. Donald Trump y Mike Pence han dado negativo en la prueba.

El peor dato de paro desde la Gran Depresión

Como el presidente, muchos republicanos se inclinan por atender a una economía que todavía calibra el enorme daño de la pandemia. Según el último dato del paro, en el mes de abril se destruyeron unos 20 millones de empleos como mínimo. En algunos estados la tasa de paro supera el 25% y a nivel nacional se aproxima al 15%: el peor número desde la Gran Depresión de los años treinta.

Según Obama, la respuesta de Trump a la pandemia ha sido un “caótico y absoluto desastre”

Algunos economistas, como Mark Zandi, de la agencia Moody’s, creen que lo más duro del impacto económico ya ha pasado: en mayo se destruirán algunos empleos más, ha dicho, pero después la economía volverá a retomar el vuelo. Otros observadores, como el inversor Warren Buffett, se han mostrado más pesimistas. El “oráculo de Omaha” ha vendido 16 veces más acciones en abril de las que ha comprado. Una acción poco habitual en alguien que suele apostar a largo plazo.

Los casi dos meses de confinamiento no solo han dejado mella en la economía. La tendencia creciente de los norteamericanos a consumir alimentos orgánicos y saludables ha perdido razón de ser, y ha ido cediendo territorio a la comida rápida, las latas y las pizzas congeladas. A mediados de marzo las ventas de productos congelados subieron un 94%, según datos de la AFFI.

De fondo, pero resurgiendo con fuerza, está la campaña presidencial. Su impulso se nota cada vez más en los mensajes de la Casa Blanca y en la prensa, e incluso un prócer del Partido Demócrata está calentando para salir al ruedo. El expresidente de EEUU Barack Obama tuvo una conversación con su antiguo equipo en la que, según Yahoo News, criticó la gestión de la Administración Trump. La respuesta de Trump a la pandemia, declaró el expresidente, ha sido un “caótico y absoluto desastre”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios