importancia simbólica

¿Vuelta a la normalidad? La reunión anual del parlamento chino será el 22 de mayo

El anuncio de la convocatoria tiene una especial importancia simbólica ya que representa la vuelta a la normalidad política del país, el primer afectado por el brote del covid-19

Foto: Ceremonia de clausura de la Asamblea Nacional Popular el año pasado (EFE)
Ceremonia de clausura de la Asamblea Nacional Popular el año pasado (EFE)

La reunión anual de la Asamblea Nacional Popular china (ANP, Parlamento), que se aplazó el pasado 24 de febrero como consecuencia de los efectos de la pandemia de coronavirus en el país, se celebrará el próximo 22 de mayo, informó hoy la agencia estatal de noticias Xinhua.

El anuncio de la convocatoria tiene una especial importancia simbólica ya que representa la vuelta a la normalidad política del país cuando la mayoría de los países del mundo están centrados todavía en la lucha contra la pandemia.

De hecho, las autoridades sanitarias chinas aseguraron hoy que quedan 647 infectados "activos" por el coronavirus SARS-CoV-2 en el país, a pesar de haber registrado un pequeño repunte de nuevos contagios al detectar 22, por los 6 de la víspera y los 3 del día anterior. De los citados 22 nuevos casos, 21 se detectaron en viajeros procedentes del extranjero, los llamados casos "importados". El caso restante fue un contagio "local" localizado en la provincia suroriental de Cantón.

10 días, 3.000 delegados

La sesión anual de la ANP, que congrega habitualmente a unos 3.000 delegados procedentes de todo el país en el Palacio del Pueblo de Pekín, se suele prolongar durante diez días y establece los principales objetivos económicos y políticos del año.

La ANP, en la que participa el presidente chino, Xi Jinping, y la plana mayor de la dirigencia del país, se había pospuesto este año por primera vez en décadas y su nueva fecha se esperaba como una señal definitiva de la vuelta a la normalidad, aunque muchas restricciones contra la enfermedad aún siguen vigentes.

Entre otras cuestiones, la ANP fija normalmente el objetivo de crecimiento económico chino para el año en curso, algo que no está todavía claro que haga esta vez debido a la incertidumbre sobre la evolución de la economía del país a causa de los efectos de la pandemia, tanto a nivel nacional como mundial.

Los efectos del coronavirus han causado una contracción del 6,8 % del PIB del gigante asiático en el primer trimestre de 2020, la primera caída desde 1976. Las previsiones para el conjunto del año de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) son todavía de un crecimiento del 1,2 %, mientras que otros hablan incluso de un 3 %.

Si la ANP fija finalmente un objetivo de crecimiento este año, este será evaluado como un signo de una decisión de las autoridades de Pekín en favor de una política de mayores o menores estímulos económicos.

La reunión anual, que suele tener una duración de al menos diez días, fija también los gastos de Defensa, Educación y otros importantes objetivos políticos y sociales, entre ellos un borrador de un nuevo Código Civil.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios