El escenario más temible: el confinamiento "duro" si la gripe y el covid golpean a la vez
  1. Mundo
"Será más largo y duro"

El escenario más temible: el confinamiento "duro" si la gripe y el covid golpean a la vez

"Vamos a tener la epidemia del coronavirus y la de la gripe común al mismo tiempo y la lucha será más difícil", expresa Robert Redfeld, del Centros de Control y Prevención de Enfermedades

placeholder Foto: Una niña patina en una vacía plaza de la Virgen de Valencia. (EFE)
Una niña patina en una vacía plaza de la Virgen de Valencia. (EFE)

Tras más de 40 días de confinamiento y viendo luz al final del túnel con pequeñas medidas de "alivio", como las llama el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, comienza este lunes el estudio de seroprevalencia con una muestra de 60.000 personas en España para conocer el nivel inmunológico del conjunto de la población que sirve para la preparación de la desescalada, pero además, para ver en qué situación se encuentra la comunidad si el coronavirus se convierte en algo estacional. Pero, ¿esto realmente podrá evitar que se vuelva a caer en la misma piedra en cuanto comiencen las épocas de frío y gripe habituales? Según Robert Redfeld, del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, no. "Vamos a tener la epidemia del coronavirus y la de la gripe común al mismo tiempo", expresa a 'The Washington Post' y señala que, si eso ocurre, "la lucha contra el covid-19 durante próximo invierno será aún más difícil que la actual". "Será un confinamiento más largo y duro", prevé.

Aunque Redfeld acota sus observaciones al territorio estadounidense en un artículo publicado en 'The Atlantic', realmente es una previsión perfectamente ampliable al conjunto de países del mundo. Mientras que numerosos expertos en la salud pública dudan de si realmente los contagios podrán suponer cifras casi residuales en los próximos meses debido al calor; otros, como la Organización Mundial de la Salud, dan por hecho que la realidad ha cambiado para siempre y que el coronavirus será algo estacional de forma permanente.

Vamos a tener la epidemia del coronavirus y la de la gripe común al mismo tiempo y la lucha será más difícil

La temporada de gripe común transcurre habitualmente de octubre a marzo, si el próximo año coincide con el covid-19, la capacidad asistencial se verá incluso más colapsada que la vivida esta primavera. "Va a ser un otoño muy complicado y el invierno este año comenzará pronto", sentencia Ashish Jha, director del Harvard Global Health Institute.

Por lo tanto, aunque los pacientes con gripe común suelen necesitar menos respiradores, sí que es cierto que llevan a los principales hospitales casi al tope de su capacidad y suelen necesitar los ya tan preciados espacios en la UCI.

Entonces, si mientras los sanitarios están recibiendo pacientes covid, con el protocolo de riesgo que ello implica, y a la vez tiene que seguir pendiente de las personas que han contraído la gripe, muy probablemente los centros hospitalarios se queden rápidamente sin respiradores, camas o incluso médicos.

Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump. (EFE)

Además, hay que sumar el hecho de que los enfermos por gripe común podrán contraer el coronavirus y viceversa y aún se desconoce cómo podría afectar esto al paciente. "Sin duda no sería bueno", apunta Jennifer Nuzzo, del Johns Hopkins Center for Health Security.

El comportamiento de la cepa del covid-19 sigue siendo un misterio como para decir con certeza si realmente el calor y la humedad afectan o cuál será su comportamiento en los periodos de más frío y sequedad del ambiente. Además, es probable que la vacuna no esté hasta dentro de un año, por lo que todo parece indicar que podría volver el confinamiento a finales del próximo año o a inicios del 2021 con todo lo que ello implicara de nuevo: pérdidas de trabajo de forma masiva, niños y jóvenes sin escolarización y hospitales colapsados.

Ante esto, los expertos de la salud coinciden en que el mejor camino es "un enfoque agresivo" a base de pruebas, régimen de seguimiento de los contactos y aislamiento de la persona contagiada y de cualquier persona con la que haya estado en contacto. Se trata de un planteamiento muy similar al presentado por Fernando Simón e Illa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que servirá para ir preparando la desescalada a nivel español.

Según apunta Nuzzo, los grandes eventos deportivos o conciertos deberían ser pospuestos hasta que realmente se comprueben niveles alto de inmunidad en la población, mientras que Jha señala que para los universitarios se deberían cancelar cualquier tipo de actividad extracurricular, además de que solo haya un estudiante por cuarto en las residencias. Para las personas de riesgo y ancianos recomiendan que sigan quedándose en casa el mayor tiempo posible, además del uso de mascarillas incluso cuando ya no se les exija.

Las medidas de distanciamiento social deberán forma parte de nuestra vida cotidiana para evitar también la gripe común

"Las medidas de distanciamiento social deberán forma parte de nuestra vida cotidiana a partir de ahora para que se reduzca también la capacidad de transmisión de la gripe común", apunta el experto en enfermedades infecciosas de Harvard Stephen Kissler.

Aunque el director del Harvard Global Health Institute confía en que en los próximos meses se descubra algún medicamento para aliviar los síntomas del coronavirus, advierte que no habrá cura por el momento, y de ahí la "importancia de actuar juntos" para evitar un nuevo confinamiento. "Si no actuamos juntos, las posibilidades de que haya otro bloqueo en otoño y de que sea más largo son muy muy altas", sentencia Jha.

Coronavirus OMS Gripe Ministerio de Sanidad Pandemia
El redactor recomienda