DECIDIERON QUEDARSE A AYUDAR A LOS NIÑOS

La lucha solidaria de dos españoles atrapados por el coronavirus en Filipinas

Dos españoles que acudieron a Filipinas a hacer un voluntariado para ayudar a 100 jóvenes en Kalipay Negrense Foundation iniciaron un crowdfunding para evitar que cierre el refugio

Foto: Marc y Marta, con dos niñas del refugio. (FOTO: Marc y Marta)
Marc y Marta, con dos niñas del refugio. (FOTO: Marc y Marta)

La pandemia del coronavirus ha obligado a que buena parte de la población mundial se vea obligada al confinamiento con el objetivo de frenar un virus que ya se ha cobrado casi 150.000 vidas. Los más afortunados disfrutan de su estancia en casa viendo series en plataformas de vídeo, leyendo o tomando el sol en su terraza. Pero no todo el mundo tiene las mismas posibilidades y ahí es precisamente donde empieza la historia de Marc y Marta, dos españoles que se quedaron en Filipinas por solidaridad para ayudar a los más pequeños.

Todo comenzó el pasado 2 de marzo. Marc Llorens Guim (31 años, Cervera, Cataluña) y Marta Giorgini García (24 años, Porto Cristo, Mallorca) viajaron a Filipinas con el objetivo de hacer un voluntariado de 30 días en Kalipay Negrense Foundation, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para dar una segunda oportunidad a los niños y niñas desfavorecidos de la Isla de Negros... pero el Covid-19 llegó a Filipinas. Ante la complicada situación que se planteaba, ambos españoles decidieron quedarse a ayudar.

Marc -politólogo y exconcejal del Ayuntamiento de Cervera- y Marta -comunicadora cultural y extrabajadora de la Generalitat de Cataluña- decidieron no volver a España y quedarse a echar una mano: "El Covid-19 nos sorprendió y se generaron dos escenarios: el primero, regresar a casa antes del cierre del país; el segundo, quedarnos para ayudar a la ONG sin saber cuándo podríamos volver. Escogimos la segunda opción, la más solidaria", aseguran los dos voluntarios españoles en conversación con El Confidencial.

Y es que, además de la trágica crisis sanitaria y de vidas que supone el coronavirus, el principal problema añadido que se plantea es económico, algo que en una organización sin ánimo de lucro golpearía con más fuerza. O, dicho de otra manera, la situación de crisis ha provocado que el 90% del dinero que se donaba haya dejado de llegar al refugio, lo que puede provocar que cien jóvenes, de entre 7 y 20 años, víctimas de abusos sexuales, malnutrición o explotación infantil, pierdan su hogar y, por ende, se queden sin acceso a alimentos, agua o educación, viéndose obligados a volver a vivir en las calles.

(FOTO: Marc y Marta)
(FOTO: Marc y Marta)

La falta de ingresos provoca que Kalipay Negrense Foundation se pueda quedar sin recursos a corto plazo, situación que complicaría sobremanera a lo jóvenes y a los 21 trabajadores que forman parte de la organización que, igualmente, podrían quedarse sin ingresos y, por tanto, sin poder ayudar económicamente a sus familias: "La pérdida del 90% de los ingresos supuso que en el mes de marzo dejaron de llegar unos 13.000 euros. Dada la situación actual, se prevé que en el mes de abril dejará de llegar la misma cantidad de dinero", explican Marc y Marta a este diario.

Esta ausencia de liquidez provocaría una situación límite para los próximos meses, que incluso podría derivar en el cierre de la fundación, dejando sin su fundamental ayuda a estos 100 jóvenes desfavorecidos. Por ello, estos dos voluntarios españoles han decidido iniciar una campaña de crowdfunding con el objetivo de recaudar 10.000 euros con los que conseguir, al menos a corto plazo, los ingresos suficientes para que la fundación siga con su solidaria labor, siendo una de las pocas vías de ayuda que han encontrado.

"Afortunadamente, todos los niños están sanos y sin coronavirus. Creemos que Filipinas no tiene medios para ayudarnos y, además, escribimos a la Embajada Española en Manila, pero no recibimos respuesta. Todo aquel que quiera y pueda donar debe ir a la página web www.migranodearena.org y en el buscador escribir 'Salvemos Kalipay', donde encontrará toda la información necesaria para hacer la donación. El objetivo principal es salvar a los 100 niños y niñas de Kalipay y eso lo conseguiremos a través de las donaciones", explican ambos españoles.

(FOTO: Marc y Marta)
(FOTO: Marc y Marta)

Hasta que acabe la crisis del coronavirus, tanto Marc como Marta tienen intención de ayudar en todo lo que puedan, con el apremiante objetivo de evitar que la crisis generada por el coronavirus golpee más duramente a los jóvenes más desfavorecidos. Una vez acabe la crisis del Covid-19, tienen pensado volver a casa "Seguiremos ayudando desde España", confiesan. Y no solo eso, sino que repetirán experiencia: "Nos encantaría poder regresar el año 2021". La solidaridad, en tiempo de coronavirus, tiene aún más valor si cabe, sobre todo cuando se trata de ayudar a los más desfavorecidos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios