Unos planos ocultos demuestran que la Estatua de la Libertad no iba a ser así
  1. Mundo
DESCUBIERTOS EN EL AÑO 2018

Unos planos ocultos demuestran que la Estatua de la Libertad no iba a ser así

Una carpeta de documentos, que perteneció a Gustave Eiffel, revela que el plano de construcción original planteaba un brazo diferente para el icónico monumento neoyorquino

Foto: Desde el puente de Brooklyn puede verse la Estatua de la Libertad. (iStock)
Desde el puente de Brooklyn puede verse la Estatua de la Libertad. (iStock)

La Estatua de la Libertad es, sin ningún género de dudas, uno de los grandes símbolos del mundo moderno. Fue en 1888 cuando Francia regaló este increíble monumento a Estados Unidos para conmemorar el centenario de su independencia y, desde entonces, se ha convertido en uno de los grandes emblemas de la libertad. Pero unos documentos, hasta ahora ocultos, confirman que el diseño de la estatua sufrió un curioso cambio de última hora.

Fue a finales del siglo XIX cuando el escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi decidió comenzar la construcción de esta increíble estatua de 93 metros desde el suelo hasta la punta superior de la antorcha. Consciente de la dificultad de la tarea, decidió contar con Gustave Eiffel -creador de la parisina Torre Eiffel- para que le ayudara con el diseño de la estructura metálica. La construcción comenzó en 1876 y acabó en 1884 para, en 1886, ser inaugurada en Nueva York.

Foto: Superluna sobre Nueva York. Foto: Efe

Hasta ahí la historia que, más o menos, todo el mundo conoce. Sin embargo, su diseño pudo ser muy diferente. Todo comenzó en el año 2018, cuando Barry Lawrence Ruderman, un distribuidor de cartografía de California (EEUU) decidió pujar por una carpeta de documentos originales de Eiffel. Lo que no se podía ni imaginar al ganar el lote es que, en su interior, había docuementos de enorme valor... algunos completamente desconocidos.

Entre los documentos, había un amplio número de ellos que se encontraban en un estado muy frágil y que era imposible abrir con las manos sin dañarlos. Para conocer su contenido, Ruderman envió los documentos a un experto que, en una cámara humidificada, consiguió separar las hojas sin dañarlas. Se trataba de 22 dibujos de ingeniería de la construcción de la Estatua de la Libertad, con anotaciones y cálculos hechos a mano en sus márgenes.

La sorpresa llegó cuando, según cuenta 'Smithsonian Magazine', en los dibujos se confirma que Bartholdi no respetó el diseño original de Eiffel. Cuando se le encargó crear la estructura metálica, Eiffel llegó a la conclusión de que la mejor manera de conseguir que el brazo se mantuviera erguido sin sufrir problemas estructurales -por su propio peso y por estar expuesto a grandes vientos- radicaba en crear un brazo completamente vertical, mucho más grueso y con un potente hombro que lo sostuviera.

placeholder Gustave Eiffel, en 1888. (CC)
Gustave Eiffel, en 1888. (CC)

Así se puede observar en los dibujos originales, sobre los que aparece otro nuevo trazo, con tinta roja , que representa la estructura final que conocemos: un brazo más estilizado, mucho más inclinado hacia delante y más femenino, tal y como Bartholdi quería. O, dicho de otro modo, el plano original de Eiffel fue cambiado a última hora, por otro diferente pero que aprovechaba el diseño de Eiffel, con el que se conseguía que el brazo pudiera balancearse hasta 15 centímetros con vientos de 80 km/h.

Lo curioso es que el cambio se hizo sobre la marcha, cuando la construcción de la Estatua de la Libertad ya estaba muy avanzada. Un cambio de última hora, sin respetar el diseño original -mucho más seguro- en beneficio de una mayor estética. Tras terminar su construcción en Francia, fue desmantelada en 350 piezas y enviada a Nueva York, donde volvió a ser ensamblada e inaugurada el 28 de octubre de 1886, desde donde la podemos observar... algo diferente a como fue proyectada originalmente.

Diseño Torre eiffel
El redactor recomienda