Hola, quiero demandar al Partido Comunista chino por el desastre del coronavirus
  1. Mundo
LA BATALLA DE NARRATIVAS

Hola, quiero demandar al Partido Comunista chino por el desastre del coronavirus

¿Llegarán a juicio las demandas contra China? Complicado. Pero la partida también se juega en el tribunal de la opinión pública mundial. El pueblo conservador contra la República Popular China

Foto: Hola, quiero demandar al Partido Comunista chino por el desastre del coronavirus
Hola, quiero demandar al Partido Comunista chino por el desastre del coronavirus

Un hombre parecido a Cocodrilo Dundee llega a la puerta del consulado chino en Sídney, saca un látigo y se pone a bramar contra China por el coronavirus. En síntesis: "Mataré al maldito líder chino. Muerte al jodido comunismo. Despierta Australia. No más mierda china. ¿Creéis que somos idiotas? Sabemos que lo habéis hecho aposta. Habéis esparcido el virus por el mundo". Todo ello sin dejar de dar latigazos.

Xenofobia, locura y conspiranoia, sí, pero detrás del malestar irracional hay mucho en juego. Justicieros trastornados con látigos, lluvia de demandas, astutas maniobras geopolíticas. Todo cabe en la batalla contra China, también el guante blanco y los tribunales. Veteranos de Florida demandan al Gobierno chino, institutos conservadores exigen indemnizaciones millonarias, periódicos sensacionalistas británicos titulan: "China nos debe 350 mil millones de libras". No preguntan: afirman. Es el frente judicial del relato sobre el origen del coronavirus. El juego del reparto de culpas.

Si abrimos plano, aparece la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Si lo abrimos un poco más, la batalla por la hegemonía que la recesión económica recrudecerá. Con China —más decidida que nunca a dar la batalla cultural— jugando también sus cartas narrativas: expandiendo conspiraciones en sentido contrario (el Covid-19 se creó en un laboratorio de EEUU), pero también atajando el virus con contundencia (tras el ocultamiento inicial), ofreciendo material sanitario y bloqueando a los comisionistas que engañan a Occidente.

La derecha vs. El Partido Comunista chino

¿Llegarán a juicio las demandas contra China por su errática gestión inicial del virus? Complicado. Pero la partida también se juega en el tribunal de la opinión pública mundial. Bienvenidos al juicio. El pueblo conservador contra la República Popular China. Se abre la sesión.

Todo empezó en Estados Unidos, donde en marzo se registraron varias demandas contra el Gobierno chino. En un principio parecía un debate marginal pero, poco a poco, cada vez más figuras públicas republicanas se han sumado a este reclamo. Los demócratas también han cargado contra China por su gestión en el inicio de la epidemia, pero por ahora apenas han hablado de "demandar" a Pekín. Como demuestra un vídeo de campaña de Donald Trump acusando a Joe Bien de ser amigo de Xi Jinping, este reparto de culpas se está jugando en el campo de los halcones republicanos.

De momento, Donald Trump ha evitado mencionar ninguna represalia jurídica o económica, aunque ha insistido en referirse al Covid-19 como "el virus de China" y ha acusado a Pekín por su mala gestión: "Habría sido mucho mejor si lo hubiéramos sabido meses antes", dijo el 19 de marzo. "Podríamos haberlo contenido en China donde empezó. El mundo está pagando un gran precio por lo que hicieron", dijo. Otras voces republicanas, sin embargo, han sido más tajantes y hablan de tomar acciones legales.

Foto: Así estamos explicando la crisis del coronavirus en vídeo

“Alguien tiene que pagar por este daño sin precedentes. Y ese alguien debería ser el Gobierno de China”, escribe Marc Thiessen, columnista de política exterior y antiguo escritor de discursos del presidente George W. Bush, en el 'Washington Post'. “Nadie puede culpar a Pekín por el hecho de que el estallido del virus se les escapara de su control. Pero el régimen comunista chino debería ser culpado —y ser considerado legalmente responsable— por mentir de forma intencionada al mundo sobre el peligro del virus, impidiendo de forma proactiva organizar una respuesta colectiva que hubiera prevenido el contagio global”, asegura Thiessen, que quien como tantos otros republicanos basan sus acusaciones en el 'timeline' del virus. Pero hay más. Mucho más.

Billones de dólares como compensación

“Si China hubiera sido honesto y transparente con nosotros, el 95% de lo que está pasando en el mundo no estaría ocurriendo. Incluso podríamos haberlo limitado a la propia China”, explicaba Kevin McCarthy, líder de la minoría republicana en la Cámara baja, en una entrevista reciente con Yahoo. Otros colegas del Partido Republicano han sido incluso más duros y han puesto precio al ocultamiento de las autoridades chinas. Un ejemplo es el del senador de Missouri Josh Hawley, quien quiere que Pekín “nos pague a todos por el impacto porque China mintió sobre la expansión del virus”. La Senadora Marsha Blackburn fue más allá y propuso la cancelación de la deuda con China (más de un billón de dólares).

Hasta la fecha, la demanda más seria contra China se ha presentado en Florida en representación de diversos “individuos y empresarios en EEUU y en el Estado de Florida que han sufrido daños como resultado de la pandemia del coronavirus”. “Esta es una acción legal contra una superpotencia mundial que tiene la capacidad de pagar por lo que ha hecho”, dijo Jeremy Alters, el portavoz de Berman Law Group, la firma de abogados que respalda la demanda, a Fox News.

De momento no han especificado la cantidad exigida, aunque Alters asegura que pedirían decenas de billones de dólares. “Queremos que paguen por lo que han hecho. Han desencadenado… una pandemia mundial. Parece que lo sabían mucho antes de decírselo al resto del mundo. Queremos que nuestros tribunales digan: “China, tendrás que rendir cuentas en nuestros tribunales porque has dañado a cientos de millones de americanos”.

Esta demanda no es la única presentada contra China en Estados Unidos, aunque sí la más seria. La organización ultraderechista Freedom Watch presentó una demanda de 20 billones de dólares en Texas acusando a China de haber creado el coronavirus en un laboratorio (diversas pruebas demuestran que esta teoría de la conspiración es falsa). Dos abogados egipcios presentaron una reclamación multibillonaria contra el presidente XI Jinping por su supuesta implicación en la expansión del virus en Egipto. Como demostraban las bromas en las redes sociales, esta demanda tiene escasas posibilidades de prosperar. En Italia, por su parte, el líder de la ultraderechista Liga Matteo Salvini sugirió que se debería juzgar a China por cometer "crímenes contra la humanidad".

Foto: La lucha hegemónica del Covid-19: por qué China dice ahora que el virus lo creó EEUU

En el Reino Unido, el 'think tank' neoconservador Henry Jackson Society (HJS) publicó un análisis de cómo deberían demandar a China el resto de países titulado 'Coronavirus Compensation? Assessing China’s Potential Culpability and Avenues of Legal Response' (¿Compensación por el coronavirus? Evaluación de la posible culpabilidad de China y vías de respuesta legal). Y se atrevieron a poner cifras a la cantidad adeudada por Pekín: 351 mil millones a Reino Unido. El cálculo era bastante aproximado, pues cifraba la cantidad en el gasto adicional de cada país en su respuesta al coronavirus.

El informe concluye que el Partido Comunista chino violó el derecho internacional al no revelar información sobre el brote en Wuhan en diciembre y enero, remitiéndose al Reglamento Sanitario Internacional de la OMS según el cual los países están obligados a comunicar lo relativo a la salud pública. "El Covid-19 ha puesto al mundo de rodillas, arruinando sus economías y matando a mucha gente", explica Samuel Armstrong, coautor del informe, a El Confidencial.

“La inmunidad soberana no se aplica en cortes de justicia y tribunales internacionales, que están diseñados para presentar expedientes de estados contra estados. Por eso, hay opciones en el ICJ, PCA, WTO o WHO", subraya Armstrong. "Si países responsables y democráticos como España no actúan contra países que se saltan la ley y causan tanto daño, ¿qué tiene que hacer un país antes de que otros le denuncien?".

Muy pocas opciones

Sin embargo, diversos expertos en Derecho Internacional público contactados por El Confidencial consideran "poco probable" que ninguna de estas demandas prosperen. Por una sencilla razón: los estados son inmunes a las demandas de particulares. Ni siquiera en EEUU, tierra llamada en estas mismas páginas como "Litigolandia", hay muchas posibilidades de que esta demanda salga adelante.

“Ojalá pudiera unirme a quienes piden que China sea considerada legalmente responsable al permitir que el coronavirus se expandiera y se les fuera de control”, explicaba Stephen L. Carter, profesor de derecho en Yale, en una reciente columna en Bloomberg titulada 'No, China Can't Be Sued Over Coronavirus' (No, China no puede ser demandada por el coronavirus). "Pero no puedo. [...] El Gobierno de China está protegido por la doctrina de la inmunidad soberana y la mala conducta del régimen no constituye motivos suficiente para una renuncia [de su inmunidad soberana].

Foto: China prohíbe exportar mascarillas y test de coronavirus a empresas sin licencia local

Hasta 1952, Estados Unidos consideraba que la inmunidad de los países soberanos era “absoluta”. Pero aquel año, el Departamento de Estado empezó a poner en duda aseveraciones de inmunidad cuando el caso estaba relacionado con una disputa comercial, lo que condujo a la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera (Foreign Sovereign Immunities Act, FISA) para proteger a estados soberanos extranjeros de la carga de la litigación. De ahí que la firma de Florida citara las excepciones de ‘actividad comercial’ y ‘daño personal’ como base legal contra China.

Recientemente, el sociólogo de las religiones y abogado italiano Massimo Introvigne, defendió acciones judiciales contra el país asiático y advirtió: "Ten cuidado, Partido Comunista chino, los abogados van a por vosotros". Como ya se ha visto, las opciones de éxito son muy escasas. Por eso, si el señor Introvigne quisiera ser más exacto, debería haber escrito: "Ten cuidado, Partido Comunista chino. Sea con látigo o con toga, los neoconservadores vamos a ir a por vosotros".

Partido Comunista Coronavirus
El redactor recomienda