Más de 4.000 muertes y 56.000 casos en España

El mapa del coronavirus: ¿a qué países ha llegado la COVID-19 además de España?

La pandemia surgida el pasado mes de diciembre en China se ha convertido en un problema de salud pública a nivel global que ya afecta a más de 175 países en los cinco continentes

Foto: Dos turistas se fotografían con mascarillas en la Torre Eiffel. (Reuters)
Dos turistas se fotografían con mascarillas en la Torre Eiffel. (Reuters)

El coronavirus causante de la COVID-19 ha provocado, hasta la fecha, más de 21.300 muertes y ha infectado a más de 470.000 personas en todo el mundo, según el balance global ofrecido por la Universidad Johns Hopkins. Aunque la mayoría de casos se registraron originalmente en las proximidades de Wuhan, la megalópolis de la provincia china de Hubei donde se originó la infección, la cepa ha remitido en el país asiático, que ya se centra en prevenir contagios importados mientras Europa vive el proceso inverso: Italia, España, Alemania y Francia se acercan al punto álgido después de explorar diferentes vías para contener la propagación en sus territorios.

[Última hora del coronavirus COVID-19]

El secretario general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ya tiene claro que el viejo continente "se ha convertido en el epicentro de la pandemia". Seis países del viejo continente se sitúan entre los diez que más casos registran en el mundo y la suma de dos de ellos —Italia y España— basta para superar al recuento absoluto de China. Alemania, Francia y Reino Unido se miran en el espejo mediterráneo e imponen restricciones cada vez más estrictas para evitar llegar a la misma situación que sus vecinos.

Lejos de las fronteras chinas, el virus ha infectado a más de 74.000 personas y se ha cobrado la vida de 7.500 en Italia, el segundo país más afectado del mundo por delante de Estados Unidos, que ha dado el 'sorpasso' a España con casi 70.000 positivos frente a los 56.000 españoles. Por detrás aparecen Alemania, que ya suma 37.323 casos aunque con una tasa de letalidad inusitadamente baja; Irán, donde las autoridades han notificado 27.000 contagios y más de 2.000 muertes; y Francia, donde ya se han infectado 25.000 habitantes y han muerto, como mínimo, 1.300.

España es el cuarto país con más casos de coronavirus en todo el mundo, lo que ha provocado que países como Estados Unidos, Chile, Colombia, Israel, Rumanía, Jordania, Vietnam, Arabia Saudí, Chile o El Salvador impongan restricciones que van desde el veto a ciudadanos españoles o a aquellos que hayan pisado en las últimas semanas suelo español hasta cuarentenas obligatorias. España se suma así a la lista de países con alto nivel de riesgo, de la que ya forman parte las provincias más afectadas de China, Hong Kong, Macao, Singapur, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia.

Mientras el coronavirus sigue expandiéndose por Europa, el viejo continente no descuida su otro frente ante la amenaza de una crisis semejante a la de 2008. La preocupación llega a tal punto que el Banco Central Europeo (BCE) ha lanzado un paquete de medidas que relaja los requisitos de capital de los bancos para aliviar el trago y evitar que se frene el crédito. Si en los últimos años había una tendencia de elevar los requisitos de solvencia para evitar una nueva crisis financiera, ahora hay marcha atrás. Pero ni Lagarde ni el BCE han convencido al mercado, que lejos de recuperarse tras conocer la batería de medidas de estímulo, ha acelerado las ventas.

En la misma línea, la Unión Europea empleará "todas las herramientas necesarias" para que "pase la tormenta", según anunciaron este martes los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los líderes de todos los países de la Unión Europea (UE). Para ello, el Ejecutivo comunitario interpretará con la máxima flexibilidad las normas fiscales del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, permitirá que se puedan movilizar ayudas de Estado para las empresas que lo necesiten y creará un "fondo de respuesta al coronavirus" para contrarrestar el "gran impacto económico potencial" de la crisis sanitaria.

Más de 56.000 casos en España

El número de contagios por coronavirus en España ya supera los 56.000. Aunque los casos siguen creciendo en la capital, el peso de Madrid en la distribución nacional de los positivos ha caído del 51% al 30%. Los otros dos focos de contagio hace dos semanas, País Vasco y La Rioja, han pasado del 15% al 7% y del 8% al 2%, respectivamente. Cataluña representa la otra cara. Por aquel entonces, el coronavirus apenas había llegado a la región, con el 8% de los casos de toda España, pero esta proporción ha ido aumentando hasta llegar al 21%, de forma que acumula, junto a Madrid, la mitad de todos los casos.

La gran pregunta ahora es cuándo llegará el punto de inflexión de la curva de contagios. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, asegura que "estamos llegando al pico", pues el objetivo de reducir los contactos de riesgo donde haya transmisión del virus "parece que se ha conseguido". Hay movilidad muy reducida, de entre el 5% del 10% con respecto al año pasado y una gran parte del trabajo se hace desde casa, y en los otros, aunque no es al 100%, se han establecido medidas. Eso nos lleva a un suavizado de la curva, a que posiblemente estemos ya en el pico o yendo hacia abajo", sostiene.

Esta "crisis sanitaria sin precedentes" ha llevado al Ejecutivo a prorrogar por 15 días el estado de alarma con el apoyo del Congreso. La única propuesta que se ha aprobado como condición lleva la firma del PNV y compromete al Ejecutivo a remitir semanalmente al Congreso "información documental estructurada" de las distintas medidas adoptadas, valorando la eficacia de cada una de ellas para contener la COVID-19 y mitigar su impacto sanitario, económico y social. De hecho, en su primera intervención en el debate, Sánchez ya anunció que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparecerá semanalmente ante la Comisión de Sanidad del Congreso.

España es un país en cuarentena. Sus 47 millones de habitantes están obligados a permanecer en casa el máximo tiempo posible, ya que la actividad comercial de locales y establecimientos minoristas se ha detenido, al igual que se han cancelado todos los espectáculos culturales y eventos deportivos. Únicamente pueden abrir al público a las tiendas de alimentación; los establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas, productos ortopédicos e higiénicos; kioscos de prensa y papelería; gasolineras; estancos; tiendas de alimentos para mascotas; venta de equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, tintorerías y lavanderías. El Ejecutivo decidió, finalmente, incorporar el cierre de las peluquerías a las restricciones, pero permitirá que este servicio se pueda prestar a las personas mayores en sus domicilios por higiene.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios