SALIR DEL BLOQUEO POLÍTICO

Netanyahu gana con soltura en Israel y tiene a tiro la mayoría absoluta

Los datos por el momento coinciden con lo que predecían las encuestas a pie de urna: el Likud vuelve a ser el partido más votado y la acusación a su líder no parecen haberle pasado factura política

Foto: Benjamin Netanyahu durante la difusión de los primeros datos del escrutinio. (EFE)
Benjamin Netanyahu durante la difusión de los primeros datos del escrutinio. (EFE)

Con un 90% del voto escrutado, el Likud de Benjamín Netanyahu gana las elecciones de Israel y deja atrás a su rival, Azul y Blanco, de Beny Gantz, aunque se queda a dos escaños de una mayoría simple que le garantice formar gobierno.

A falta aún de contabilizarse un 10 % de papeletas, el Likud se hace con 36 escaños de 120, mientras Gantz se quedaría en 32. Pero sumado a sus socios de la ultraderecha y ultraortodoxos (Yamina, Shas y Judaísmo Unido de la Torá), alcanzan los 59 diputados, a dos de la mayoría simple necesaria para formar gobierno.

Los datos por el momento coinciden en gran medida con lo que predecían las encuestas a pie de urna: el Likud vuelve a ser el partido más votado y la acusación a su líder por tres cargos de corrupción no parecen haberle pasado factura política.

Los resultados preliminares otorgan a los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá, aliados de Netanyahu, unos diez escaños a cada uno, mientras que el otro partido aliado del Likud, Yamina, logra siete. Así, la suma de todos se sitúa en 62, mientras que la mayoría absoluta son 61 asientos.

Netanyahu señaló que los resultados son una "victoria dulce", "una victoria contra viento y marea"

Por su parte, el principal rival de Netanyahu, el partido Azul y Blanco de Benny Gantz, logra el 23,2% de los votos, unos 32 escaños, su peor resultado en las tres elecciones que se han celebrado en menos de un año por la incapacidad de los principales candidatos de formar una coalición de gobierno.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

No obstante, en tercer lugar queda hasta este momento la Lista Conjunta árabe-israelí, que apoya a Gantz, con el 12,3% de los votos y unos 15 asientos en el Parlamento. Por su parte, el otro partido del bloque contrario a Netanyahu, la coalición de izquierda Partido Laborista-Gesher-Meretz, logra siete escaños. El partido Yisrael Beyteinu de Avigdor Lieberman, al margen de los dos bloques, tiene seis.

Como nota curiosa en la noche del recuento, el digital Times of Israel informó de que los funcionaros a cargo de las elecciones se están negando a contar los votos de los más de 4.000 israelíes bajo cuarentena por el coronavirus que emitieron su voto en lugares especiales esterilizados y con grandes medidas de seguridad, lo que está retrasando el recuento.

Esta madrugada, Netanyahu proclamó su "gigantesca victoria" y señaló que los resultados son una "victoria dulce", "una victoria contra viento y marea". "Hace poco hablé con todos los líderes de las facciones de derecha. Haremos todo lo necesario para formar un gobierno nacional amplio que sea bueno para Israel", dijo el primer ministro en funciones y candidato a la reelección.

Gantz, por su parte, admitió "pena y desilusión" y, aunque pidió esperar a los datos oficiales, reconoció que "no es lo que queríamos que sucediera. Si estos son los resultados, no es lo que llevará a Israel al camino correcto".

Al cierre de los colegios electorales en Israel, las encuestas a pie de urna daban como ganador a Netanyahu, que adelantaría a Gantz por entre tres y cinco escaños. Si estos datos se confirman con el recuento, demostrarían que la acusación a Netanyahu por tres cargos de corrupción, por los que deberá sentarse en el banquillo en dos semanas, no han supuesto una desmovilización de su electorado. La floja campaña que ha hecho Gantz, sin embargo, le habría alejado de la posibilidad de formar Gobierno. La Lista Unida, alianza que representa al sector árabe de la población, subiría entre uno y dos escaños, manteniendo el puesto de tercera fuerza política con entre 14 y 15 escaños.

Pesimismo entre palestinos

"Es obvio que la colonización, la ocupación y el 'apartheid' han ganado las elecciones israelíes", ha declarado el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, tras publicarse los sondeos a pie de urna que daban como ganador a Benjamin Netanyahu.

El pronóstico de los comicios presagia un escenario pesimista para los palestinos, remarcó Erekat, que lamentó que la campaña del primer ministro israelí en funciones se centrase en "la continuación de la ocupación y el conflicto". Esta situación forzará a la gente de la región a vivir "entre la violencia, extremismo y caos" permanentes, advirtió.

Resultados de las encuestas a pie de urna:

Likud: 36-37

Azul y Blanco: 32-33

Lista Unida: 14-15

Yamina: 6-7

Labor-Gesher-Meretz: 6-7

Israel Nuestro Hogar: 6-8

SHAS (ultraortodoxo sefardí): 9

Judaísmo Unido de la Torá (ultraortodoxo ashkenazí): 8.

Por bloques:

Derecha-religiosos: 60

Centro e izquierda con apoyo externo de la Lista Unida: 53-54.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios