Alimenta por la ventana a un perro que se quedó solo por culpa del coronavirus
  1. Mundo
SU HISTORIA SE HA VUELTO VIRAL

Alimenta por la ventana a un perro que se quedó solo por culpa del coronavirus

Su dueño había viajado a Wuhan para pasar el año nuevo chino, pero no pudo regresar a casa y una vecina se hizo cargo del animal para que no muriera de hambre o sed

Foto: Alimenta por la ventana a un perro que se quedó solo por culpa del coronavirus
Alimenta por la ventana a un perro que se quedó solo por culpa del coronavirus

El coronavirus de China está dejando imágenes impactantes por todo este enorme país: calles desiertas, controles policiales en cualquier esquina y pánico a contraer esta enfermedad que ya ha provocado más de 1.900 muertes. Pero, además, también genera historias curiosas en las que algunas personas cuidan de los más necesitados.

Una de ellas es la de un perro cuyo dueño había viajado a Wuhan el pasado 24 de enero para pasar el año nuevo chino junto a su familia. Sin embargo, el hombre no pudo regresar a su ciudad por las restricciones que ha provocado el coronavirus y su perro se quedó solo en casa sin nadie que pudiera atenderle.

Afortunadamente, una vecina se dio cuenta de la situación y, desde entonces, ha estado alimentando al animal a través de la ventana. La mujer introduce por las rejas tanto alimentos como agua para que el Golden retriever pueda alimentarse y sobrevivir hasta el regreso de su dueño.

Un perro viral y famoso

El vídeo se ha vuelto viral en China y es una muestra más de las enormes consecuencias que está teniendo esta enfermedad que asola a todo el país. Ya es el perro más famoso de Guangzhou, en la provincia de Guangdong, y toda la ciudad conoce de su existencia, aunque apenas pueden salir de casa para llevarle alimentos y agua.

El perro está a salvo gracias a que la policía pudo contactar con el dueño de la vivienda, que abrió la puerta

Finalmente, una semana después, la policía pudo contactar con el dueño de la vivienda para pedirle que acudiera a la casa a sacar al animal, que se encontraba enjaulado. El propietario de la casa abrió la puerta y la policía se pudo hacer cargo del perro, que ha sido llevado junto al dueño de una tienda de mascotas.

Éste ha asegurado a medios locales que devolverá el animal a su dueño en cuanto regrese de su confinamiento por el virus. Será la señal de que Wuhan ya no es una ciudad prohibida y que el COVID-19 ya es solo un mal recuerdo para todos.

Coronavirus Vídeo Perro Mascotas
El redactor recomienda