EN EL ESTE DE AUSTRALIA

Una mujer sobrevive perdida una semana bebiendo de un arroyo para no morir

Se refugió en cuevas hasta que la policía pudo dar con ella, gracias a la colaboración de varios habitantes de la zona

Foto: El despliegue de las fuerzas de seguridad ha sido constante hasta dar con la mujer (Foto: Twitter)
El despliegue de las fuerzas de seguridad ha sido constante hasta dar con la mujer (Foto: Twitter)

Yang Chen tiene 26 años y es una estudiante universitaria de la Bond University. El pasado miércoles 12 de febrero salió de excursión con un amigo por las Cataratas Gorge, en el valle de Tallebudgera, en el este de Australia. Pero su compañero la perdió de vista en un determinado momento y ya no pudo volver a dar con ella.

Aunque llamó a la policía rápidamente y trataron de dar con la mujer, los esfuerzos de los equipos de rescate no fueron suficientes para encontrarla durante varios días. Además, esa zona del este de Australia ha vivido grandes inundaciones las últimas semanas, lo que dificultó aún más la búsqueda. Sin embargo, la historia ha tenido final feliz.

A primera hora de este lunes, la policía daba con su paradero, apenas a 300 metros de donde se la había visto por última vez. Se había unido un equipo de buzos para buscar en los ríos de la zona, pero ha sido la ayuda de un grupo de lugareños que conocen bien la zona lo que ha permitido dar con la estudiante. Se encuentra en buen estado, aunque ha sido trasladada a un hospital para ser revisada.

Apareció a 30 metros de altura

Tal y como publica ABC Australia, la mujer se separó de su compañero para escalar a una zona de difícil acceso, cerca de las cataratas. Sin embargo, ya no volvió a verla ya que desapareció sin dejar rastro. Chen ha explicado a la policía que durante estos días ha estado sobreviviendo bebiendo agua de los arroyos y escondiéndose en cuevas para resguardarse de las lluvias.

Ha estado sobreviviendo bebiendo agua de los arroyos y escondiéndose en cuevas para resguardarse de las lluvias torrenciales

El rescate no ha sido sencillo, ya que la mujer estaba en una pared de difícil acceso y a unos 30 metros de altura. Sin embargo, al ser rescatada se mostró sorprendentemente de buen humor y tuvo tiempo de comerse un sándwich que le preparó uno de los vecinos de la zona. Después, se subió a la ambulancia que la estaba esperando y fue trasladada al hospital.

Durante estos días de búsqueda, las autoridades han empleado a todos sus efectivos, además de perros, drones y todo tipo de ayudas para dar con la mujer. Afortunadamente, el final feliz hará que la protagonista recuerde esta semana durante toda la vida, aunque no ha revelado si piensa volver a salir de excursión por la zona.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios