" style="display:none">
AUNQUE PARECEN CASOS NO RELACIONADOS

Florida busca a los responsables de matar a tiros y navajazos a dos delfines

Las autoridades ofrecen 20.000 dólares de recompensa a quien pueda ofrecer el paradero sobre el autor o los autores de los crímenes

Foto: Foto de delfín (Pixabay)
Foto de delfín (Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura2'

La pasada semana, un delfín aparecía muerto y con una herida en la cabeza producto de un disparo. Estaba en la costa de Naples, en el sur de Florida, y también presentaba heridas provocadas con un objeto afilado. Pocos días después, se encontraba otro delfín con una herida de bala, en este caso en el lado izquierdo de su cuerpo.

Este segundo incidente tenía lugar en la playa de Pensacola, en el noroeste de Florida, a casi mil kilómetros de distancia del caso anterior. Y la policía de este estado ha decidido ofrecer una recompensa de 20.000 dólares, algo más de 18.000 euros al cambio, para quien revele información que pueda llevar hasta los responsables de las muertes de los animales.

La Ley de Protección de Mamíferos Marinos de Estados Unidos prohíbe acosar, cazar, matar o, incluso, alimentar delfines salvajes. Las multas pueden llegar a ser de hasta 100.000 dólares e incluir un año de cárcel, aunque depende de los hechos cometidos. Por ejemplo, el pasado mes de enero multaron a un ciudadano con 1.250 dólares (unos 1.100 euros) por alimentar a un delfín mientras estaba de vacaciones.

El peligro de los humanos

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) ha explicado al Daily Mail que los delfines se acercan a los barcos y a los botes porque los asocian con comida. Por esa razón está prohibido alimentar a los delfines salvajes: es una forma de salvarles la vida.

Los delfines se acercan a los barcos porque los asocian con comida. Por eso se prohibe alimentar a los delfines salvajes, para salvarles la vida

Porque al igual que hay personas que solo quieren interactuar con estos animales marinos y darles de comer lo que lleven encima, también hay otras cuyo objetivo es hacer daño a los delfines. De hecho, desde el año 2002 se han contabilizado, solo en Florida, al menos 29 ataques contra delfines, entre los que han sido disparados, arponeados o atravesados con objetos afilados.

Un portavoz de NOAA señala que la mejor manera de prevenir el daño a los delfines es no dándoles de comer. Además de los daños que les puedan provocar personas con poco o nada de corazón, el simple hecho de acercarse a un barco es muy peligroso para los delfines: pueden recibir golpes que sean fatales para su salud, enredarse en las redes o tragarse algún anzuelo que se esté utilizando para la pesca.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios