no fue antes de la llegada de los europeos

La última teoría sobre el misterio de la isla de Pascua: la cultura local no colapsó

"Lo que descubrimos es que una vez que la población comenzó a construir estas estatuas, continuaron con esta tradición hasta el período posterior a la llegada de los europeos"

Foto: La última teoría sobre el misterio de la isla de Pascua: la cultura local no colapsó. (EFE)
La última teoría sobre el misterio de la isla de Pascua: la cultura local no colapsó. (EFE)

La isla de Pascua es, sin ningún género de dudas, uno de los lugares más misteriosos del planeta. Los numerosos misterios que se esconden en su interior han provocado que, durante cientos de años, los expertos traten de echar luz sobre qué pasó allí, qué los llevó a levantar más de 1.000 moais y por qué extraña razón desaparecieron sin dejar rastro. Ahora, una última investigación sugiere que en ningún momento se produjo un colapso por la llegada de los europeos.

Un equipo internacional de científicos ha realizado una exhaustiva investigación para tratar de conocer alguno de los secretos de la isla, ofreciendo un enfoque realmente diferente a los que se ha propuesto en los últimos años: ¿y si sus habitantes no solo no 'sucumbieron' ante la llegada de los colonizadores, sino que supieron convivir con ellos? ¿Y si su fin no hubiera sido abrupto, sino progresivo? Quizá era un población extremadamente resistente al cambio.

Esta es la teoría que manejan, absolutamente contraria a las principales que se han manejado en los últimos años. Y una de las principales razón en la que se basan sus estudios son los moais, esas impresionantes estatuas de piedra repartidas por toda la isla que siguen siendo igual de misteriosas que los moradores que los levantaron. Para ello, se ha procedido a un análisis por radiocarbono que sugieren que su construcción no se detuvo de manera repentina.

Tradicionalmente se creía que estas estatuas habían dejado de ser construidas en algún momento del siglo XVII, por lo que pronto se unieron fechas: la llegada de los europeos a la isla de Pascua se produjo en 1722, razón por la que los expertos vieron una unión clara. La colonización conllevó brotes de enfermedades desconocidas, esclavización e incluso asesinatos, razones que permitieron pensar esto. Pero el último estudio cree que nada fue así.

Según estas pruebas por radiocarbono, muchos moais de la isla fueron construidos en fechas posteriores a la llegada de los europeos, lo que explicaría que no solo no detuvieron sus costumbres locales, sino que siguieron practicándolas en fechas posteriores. Esa situación explicaría que la población local no solo no se vio abocada a un colapso, sino que habrían continuado con sus costumbres durante años, hasta que su forma de enfocar la vida fue cambiando con los años.

"Lo que descubrimos es que una vez que la población comenzó a construir estas estatuas, continuaron con esta tradición hasta el período posterior a la llegada de los europeos. Este no habría sido el caso si hubiera habido un 'colapso' previo al contacto; de hecho se debería de haber detenido toda la construcción mucho antes de 1722. La falta de ese patrón respalda nuestras afirmaciones y desmiente a aquellos que continúan apoyando el colapso", afirma Carl Lipo, responsable del estudio.

Con respecto a la verdadera esencia de los moais, muchos estudios se han hecho al respecto, sin que ninguno de ellos sea concluyente, si bien el más apoyado por la comunidad científica es el aquel que sugiere que fueron levantados en zonas en las que había acuíferos, bien como una especie de rito de culto al agua o simplemente para señalar dónde había agua dulce. Ahora, los expertos creen que no se produjo un colapso en la cultura local. ¿Qué ocurrió entonces?

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios