Previsible final al juicio político

El Senado de EEUU absuelve a Trump de todos los cargos en el 'impeachment'

En un previsible final al juicio político contra el presidente estadounidense Donald Trump, la Cámara Alta de EEUU lo ha absuelto de los cargos de abuso de poder y de obstrucción

Foto: El Capitolio de EEUU. (Reuters)
El Capitolio de EEUU. (Reuters)

En un seco y previsible final al 'juicio político' contra el presidente estadounidense Donald Trump, la Cámara Alta de EEUU ha absuelto al mandatario de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso que pesaban contra él. El Senado, controlado por una mayoría republicana, da carpetazo así al proceso de 'impeachment', que ha polarizado aún más a la opinión pública estadounidense y ha reforzado a Trump meses antes de comenzar la carrera electoral para repetir la presidencia a partir de 2021.

Los senadores han votado por 52 votos en contra y 48 a favor de destituir a Trump por un presunto abuso de poder por presionar a una nación extranjera, Ucrania, que investigase por corrupción al ex vicepresidente y rival Joe Biden, es decir, interferir en las elecciones para su propio interés político. Al no llegar a los 67 votos necesarios, la Cámara lo declara así "no culpable".

En cuanto al segundo cargo que se le imputaba, el de obstrucción al Congreso por su negativa a permitir el testimonio de funcionarios y exfuncionarios de su gabinete en el proceso, 53 senadores han votado en contra y 47 a favor. El voto en el Senado ha sido completamente partidista, con -prácticamente- ningún tránsfuga o verso suelto en cada una de las dos formaciones políticas.

El 'caso' del juicio político en el Senado ha durado algo menos de tres semanas. El resultado era previsible ya que los republicanos cuentan con una mayoría de 53 escaños frente a 47 de los demócratas. Además, para destituir al presidente de su cargo en un proceso de 'juicio político' se requieren al menos dos tercios de los votos de la cámara (67).

La única sorpresa ha sido la decisión a última hora del senador y excandidato presidencial republicano Mitt Romney de votar a favor del 'impeachment' y considerarlo culpable de los cargos de abuso de poder que le achacan los demócratas. Ha sido el único republicano en defender la destitución de Trump de la Casa Blanca y ha complicado así la narrativa del presidente de una "caza de brujas partidista" contra él.

Romney ha tomado la decisión ante "la convicción inexcusable de que mi juramento ante dios lo pedía", y que Trump "es culpable de un tremendo abuso de la confianza pública".

Sin nuevos testigos

Tras cinco meses de entrevistas, testimonios y una larga serie de revelaciones que, según los demócratas, probarían el "abuso de poder" de Trump desde su puesto como presidente de EEUU, el proceso ha sido especialmente breve en esta última fase porque los republicanos en la Cámara Alta no aceptaron convocar nuevas comparecencias de testigos para recabar mayores pruebas. Los demócratas, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la cabeza, han calificado el cierre del proceso sin la comparecencia de testigos como un fraude, por considerar que impedir nuevos testimonios deslegitimaba todo el proceso.

Los demócratas deseaban convocar para que testificasen, entre otros, al exasesor de Seguridad Nacional John Bolton, que fue destituido por Trump y que en extractos filtrados a la prensa de su próximo libro confirmaría el "chantaje", y al jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney. Ambos estaban presentes en la llamada en la que Trump presionó a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, para que investigase a Biden y al su hijo Hunter, que había trabajado para la gasista ucraniana Burisma.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios