DESAPARECIDA DESDE HACE MÁS DE UN LUSTRO

Seis años después, aparece en público la tía de Kim Jong-un que se creía purgada

Desde 2013, cuando su marido fue purgado por el régimen norcoreano, se creía que Kim Kyong-hui había sido asesinada. La sorpresa ha sido mayúscula trasaparecer de nuevo

Foto: Kim Jong-un, su esposa Ri Sol-ju y, a su lado, Kim Kyong-hui, desaparecida desde hace seis años. (EFE)
Kim Jong-un, su esposa Ri Sol-ju y, a su lado, Kim Kyong-hui, desaparecida desde hace seis años. (EFE)

Seis años después, la tía de Kim Jong-un ha vuelto a aparecer en público. De hecho, la presencia de Kim Kyong-hui durante el pasado sábado en un concierto para celebrar el Año Nuevo Lunar junto a su sobrino y a la esposa de este, Ri Sol-ju, ha sido toda una sorpresa para la prensa internacional, que estaba convencida de que la mujer de 73 años había sido purgada hace más de un lustro, precisamente en la fecha en la que fue fusilado su marido por alta traición a Corea del Norte.

Jang Song-thaek era considerado como el número dos del país, con gran poder y capacidad de decisión, siendo parte activa de las políticas de Kim Jong-il. Pero tras su muerte y llegada al poder de su hijo, algo cambió. Solo llevaba dos años como máximo mandatario de Corea del Norte cuando Kim Jong-un decidió acusar a su tío de alta traición y corrupción: así, en diciembre de 2013 era ejecutado por un pelotón de fusilamiento. Y, desde entonces, su mujer, Kim Kyong-hui, desapareció.

Kim Jong-un acabó con la vida de Jang Song-thaek por liderar una facción contrarrevolucionaria, por desobedecer al líder e, incluso, por realizar depravados actos sexuales dentro de Corea del Norte. Esa es la versión que hicieron pública los medios del régimen, aunque los analistas creen que hubo algo más: en realidad se cree que el hecho de que fuera purgado tuvo que ver directamente por ser el principal valedor del aperturismo norcoreano, una política contraria a las ideas de Kim Jong-un.

Pero al fusilamiento de Jang Song-thaek se le agregó un misterio: desde que fuera asesinado en 2013, su mujer, Kim Kyong-hui, no había vuelto a dar señales de vida. De hecho, todo el mundo daba por hecho que también había sido purgada, a pesar de ser una de las grandes valedoras para que Kim Jong-un tomara el poder en Corea del Norte. Desde aquel diciembre, no se había vuelto a saber nada de ella: ni siquiera se la había vuelto a nombrar en la prensa local.

Las especulaciones comenzaron solo unos meses después de la muerte de su marido. Corea del Norte llevó a cabo una ceremonia para conmemorar el segundo aniversario del fallecimiento de Kim Jong-il, precisamente su hermano, en la que no apareció. El hecho de que en un evento tan importante no hiciera acto de presencia, unido a la purga de su marido, llevó a pensar a la prensa internacional que también había sido ejecutada por el régimen. Pero nada más allá de la realidad.

Seis años después de su última aparición pública, este sábado sorprendió a todo el mundo al hacer acto de presencia en un concierto para celebrar el Día del Año Nuevo Lunar, precisamente en primera fila junto al líder máximo y su esposa. Una imagen que fue publicada por el periódico oficial del régimen, el Rodong Sinmun, una aparición que según los expertos tiene un importante valor simbólico, al mandar un mensaje de unidad de cara al exterior.

"La aparición repentina de funcionarios importantes en un régimen como el de Corea del Norte siempre es enormemente importante. Incluso si Kim Kyong-hui no tiene un cargo político o una posición formal en el régimen, hacer una aparición personal como esta es una demostración pública de apoyo a su sobrino. Es una fuerte expresión de la unidad familiar de Kim Jong-un", explica Michael Madden, un experto en el régimen norcoreano, en declaraciones a 'France-Presse'.

Pero, ¿cuál es la realidad de la aparición pública de Kim Kyong-hui seis años después? Posiblemente nunca se sepa dónde ha estado en el último lustro ni qué ha pasado con ella, pero todo indica que la intención de Corea del Norte es mostrar un mensaje de unidad. La mujer que se creía asesinada por el régimen, por posiblemente ser parte activa del plan de aperturismo más arriesgado desde dentro del propio ejecutivo, sigue viva. Seis años después, ha vuelto a aparecer públicamente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios