ESTÁN ABIERTAS TODAS LAS HIPÓTESIS

El misterio del coche volador: EEUU no encuentra un SUV que aterrizó en el mar

La cámara situada en el interior de un vehículo fue capaz de captar cómo otro perdía el control y salía por los aires en un acantilado: de momento, no hay pistas al respecto

Foto: Momento en el que el vehículo vuela por el acantilado.
Momento en el que el vehículo vuela por el acantilado.

Lunes, día 30 de diciembre de 2019. Un joven circula con su vehículo por la Carretera Estatal 1, en Half Moon Bay, en dirección a Gray Whales Cove State Beach (California, EEUU). Es un día soleado y despejado, con no demasiados coches, cuando, de repente, algo le sorprende: a gran velocidad y como aparecido de la nada, un automóvil en sentido contrario cruza los dos carriles de la carretera para precipitarse por un acantilado... y el silencio más absoluto.

Este joven pronto avisó a las autoridades de lo que había visto y que, por fortuna, la cámara que llevaba en su vehículo fue capaz de grabar. Pronto, la maquinaria policial se puso en marcha para tratar de rescatar el coche que había volado y a sus ocupantes... pero las primeras investigaciones no han conseguido ni tan siquiera encontrar una pista que les permita hallar el automóvil ni saber cuánta gente iba dentro. De momento, se barajan todas las hipótesis.

El vídeo muestra un SUV de color oscuro con los cristales tintados. En una curva cerrada, el vehículo no solo no sigue la trazada de la calzada, sino que cruza el sentido contrario para salir literalmente volando por un precipicio situado a unos 40 metros de altura con respecto al mar. Cuando ese joven salió del coche para ver si podía ayudar, solo atisbó a ver huellas de neumáticos en el acantilado, pero ni un solo rastro del vehículo oscuro en el agua.

Las autoridades californianas han abierto una investigación para tratar de resolver qué es lo que ha pasado en realidad. En el terreno, más allá del rastro de las ruedas en la arena cercana al acantilado, solo han aparecido una serie de restos de coche, pero los investigadores dudan de que pertenezcan al vehículo que las imágenes registraron. Después de que los especialistas se sumergieran en busca del automóvil, no fueron capaces de encontrar una sola pista al respecto.

"Es difícil determinar qué sucedió exactamente... Lo que vimos es lo que todos los demás han visto. Es muy complicado decir si fue intencional, si fue un accidente o si hubo algún tipo de juego sucio, pero estamos investigándolo todo. Sabemos por lo que hemos deducido que el vehículo no chocó contra las rocas ni contra la ladera, y creemos estar seguro de que podría haberse sumergido en el agua", confirmó Bert Díaz, oficial de la Patrulla de Carreteras de California, a 'ABC News'.

Para más extrañeza, las autoridades californianas no han recibido un solo aviso de persona o vehículo desaparecido en los que va de semana, por lo que no han conseguido hilar una pista que les permita saber de qué se puede tratar. Podría ser un simple accidente o, incluso, un vehículo vacío lanzado al océano para deshacerse de él. Las autoridades barajan todo tipo de hipótesis, que se complican por culpa del fuerte oleaje que afecta a la zona.

De hecho, se han registrado olas de hasta cinco metros y potentes corrientes que están complicando las labores de investigación. Es más, el dispositivo de búsqueda se ha tenido que detener durante la jornada de este viernes, por lo que de momento no se han encontrado más pistas que ayuden a esclarecer el caso. Las autoridades van más allá y aseguran que, en caso de que el temporal dure varios días, es posible que nunca lleguen a encontrar el coche. Un misterio, de momento, sin resolver.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios