Bitcoins, secretos, engaños y Rusia: ¿cómo pueden desaparecer 400 millones de euros?
  1. Mundo
¿UNA ESTAFA Y UNA BURDA TRAMA?

Bitcoins, secretos, engaños y Rusia: ¿cómo pueden desaparecer 400 millones de euros?

Dos socios montaron una empresa dedicada a las criptomonedas: tras tocar el cielo, el dinero desapareció en una transacción con aroma de engaño y con prisión de por medio

Foto: Bitcoins, secretos, engaños y Rusia: ¿cómo pueden desaparecer 400 millones de euros?
Bitcoins, secretos, engaños y Rusia: ¿cómo pueden desaparecer 400 millones de euros?

Corría el año 2011 cuando Alexei Bilyuchenko y Alexander Vinnik se conocieron a través de internet. Amantes de las nuevas tecnologías y de las nuevas formas de mover el dinero, pronto trabaron una amistad que derivó en un acuerdo para trabajar juntos: en pocos meses, montaron BTC-e, una compañía de criptomonedas que pronto se convirtió en una de las más grandes del mercado. Solo era el comienzo de una trama que, a día de hoy, sigue sin resolverse.

En cuestión de meses, BTC-e llegó a convertirse en la tercera compañía de criptomonedas más grande del mundo, que contaba con un gran secreto para convertirse en atractiva: al contrario que muchas de las empresas del sector, no exigían a sus clientes que se identificaran, por lo que muchos grupos organizados encontraron una oportunidad única para blanquear su capital sin ser perseguidos. Convertir dinero real en criptomonedas sin ser reconocidos.

Foto: Fraude en la salida a bolsa de criptodivisas: el lado oscuro de los aspirantes a 'bitcoin'

Fue tres años después de conocerse, cuando su empresa alcanzó los 2 millones de dólares (1,8 millones de euros) en transacciones diarias, cuando se vieron en persona por primera vez. El negocio continuaba creciendo y en 2016 consiguieron llegar a los 10 millones de dólares (9 millones de euros), algo que celebraron con unas vacaciones conjuntas en Grecia... pero sin saber que el FBI andaba detrás de ambos por el presunto lavado de dinero que podría estar produciéndose en su compañía.

Según explica 'BBC', las autoridades detuvieron a Vinnik como principal responsable, mientas que Bilyuchenko regresó a Rusia en el primer vuelo para tratar de arreglar los problemas de su empresa. Tras saber que el FBI había tomado el control de BTC-e, decidió abrir una segunda empresa, llamada Wex (World Exchange Services), con el objetivo de acceder a los servidores de respaldo de su primera compañía y devolver las inversiones a sus antiguos clientes, algo que hizo con éxito.

Wex comenzó a crecer, hasta gestionar fondos valorados en 450 millones de dólares (400 millones de euros)... y, de repente, todo se esfumó. Pronto, los clientes comenzaron a reclamar su dinero desaparecido, asegurando que se trataba de una estafa, por lo que pronto denunciaron a Bilyuchenko, quien fue citado por la justicia para explicar qué había pasado. Y su historia no podía ser más extraña: aseguró que Rusia le había 'robado' el control de su compañía.

(Reuters)
(Reuters)

¿Un engaño?

Según su propio testimonio, había tenido una reunión con unos agentes del Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB), que le habían 'sugerido' que trasladara todo el dinero de Wex a un fondo propio para ser monitorizado. Bilyuchenko asegura que hizo la transacción y que, solo unos días más tarde, se dio cuenta de lo que había pasado: le habían estafado. El dinero no había sido movido a las arcas fiscales, sino a alguien desconocido.

Bilyuchenko asegura que, al crear Wex, buscó socios que le dieran protección, momento en el le presentaron a un magnate ruso vinculado con los combatientes rebeldes de Ucrania. Y ante las autoridades declaró que tras esa reunión, aparecieron los agentes del FSB, por lo que está convencido de que su dinero fue a parar en aquella dirección. Pero ni las autoridades ni los inversores tienen tan claro que esa sea la verdad y, de momento, continúan buscando dónde está el dinero.

Tal y como informa 'BBC', Bilyunchenko permanece escondido en su casa de Novosibirsk, donde está bajo vigilancia continua de guardias privados de seguridad que se encargan de protegerle. De igual manera, el círculo cercano al magnate ruso niegan cualquier vínculo con Wex ni con su dueño, mientras que Vinnik continúa en prisión desde que fuera detenido. Y, mientras tanto, más de 400 millones de euros siguen desaparecidos en algún lugar del mundo...

Noticias de Rusia Bitcoin FBI Blanqueo Estafa