Se habría suicidado en su celda

Los guardias que vigilaban a Epstein cuando murió, acusados de falsificar registros

Los guardias, que debían controlar el estado del detenido cada 30 minutos, habrían falsificado esos registros de vigilancia la noche en la que el millonario se suicidó

Foto: El empresario fallecido Jeffrey Epstein. (Getty)
El empresario fallecido Jeffrey Epstein. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Dos de los guardias de prisiones encargados de la vigilancia del empresario Jeffrey Epstein -que estaba a la espera ser juzgado por su participación en una presunta red de prostitución y abuso sexual de menores- la noche que murió en su celda han sido acusados formalmente este martes de haber falsificado registros carcelarios.

Los guardias, que debían controlar el estado del detenido cada 30 minutos, habrían falsificado esos registros de vigilancia. La falta de vigilancia cada media hora habría creado la ventana de tiempo para que el magnate millonario se colgara en su celda.

La acusación contra los guardias Toval Noel y Michael Thomas apunta que ambos oficiales descuidaron su deber de vigilancia de Epstein y que falsificaron los registros para hacer creer que sí habían efectuado las periódicas visitas a la celda, de máxima seguridad y con un protocolo contra suicidios. La oficina del fiscal del distrito sur de Nueva York ha afirmado que ambos guardas "reiteradamente no realizaron los controles obligatorios de los reclusos y mintieron en los formularios oficiales para ocultar su abandono (de su deber)".

Ambos guardas han sido detenidos. Estos cargos son los primeros publicados como fruto de la investigación sobre la muerte de Epstein, que fue encontrado en su celda colgando de una soga el pasado 10 de agosto. La autopsia estableció su muerte como suicidio.

Epstein, de 66 años, ya lo había intentado un mes antes y se le había puesto en un programa de prevención del suicidio, pero sus abogados intercedieron para que se le impusiera un estatus especial por el que debía recibir visitas cada 30 minutos y estar acompañado en su celda.

La muerte repentina y en extrañas circunstancias del magnate hizo que circularan teorías conspiratorias sobre su fallecimiento debido a los personajes con los que se relacionaba, como el expresidente Bill Clinton (1993-2001) o el actual mandatario, Donald Trump.

Poco antes de su fallecimiento se hicieron públicos documentos confidenciales en los que quedan expuestos testimonios de algunas de las mujeres que le acusaban de haberlas convertido en "esclavas sexuales" para sus populares fiestas privadas cuando eran menores de edad. Señalados por una de las denunciantes aparecen nombres tan conocidos como el príncipe Andrés de Reino Unido, tercer hijo de la reina Isabel II, Bill Richardson, exgobernador de Nuevo México; el científico del MIT, Marvin Minsky; y el agente de modelos Jean-Luc Brunel. La víctima también señaló, sin dar más detalles, a "un presidente extranjero [español]". No está claro si la demandante se puede estar refiriendo a un presidente latinoamericano.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios