Tras la ofensiva de esta semana

EEUU retira sus tropas de Siria y denuncia posibles crímenes de guerra de Turquía

El presidente Donald Trump ha decidido retirar los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban desplegados en el norte de Siria

Foto: Tropas estadounidenses y turcas se reunen en la frontera al norte de Siria. (Reuters)
Tropas estadounidenses y turcas se reunen en la frontera al norte de Siria. (Reuters)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

Estados Unidos elevó este domingo la presión diplomática contra Turquía por su incursión en la frontera siria, de la que denunció posibles crímenes de guerra contra los kurdos, y su presidente, Donald Trump, advirtió de que impondrá "poderosas sanciones" como respuesta, mientras ordenó la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria.

"Estoy negociando con (el senador republicano) Lindsey Graham y muchos miembros del Congreso, incluyendo demócratas, sobre la imposición de poderosas sanciones a Turquía. El Tesoro está listo. (...) Hay un gran consenso sobre esto", advirtió Trump en su cuenta de Twitter. "¡Manteneos al tanto!", agregó el mandatario. En este sentido, el conservador Graham señaló que es "imperativo" que EEUU no permita que "la agresión de Turquía conduzca a la destrucción de un aliado valioso, los kurdos, y al resurgimiento del Estado Islámico (EI)". Sobre esta cuestión habló este domingo el exsecretario de Defensa, el general James Mattis, en una entrevista en el programa 'Meet the Press' en la que lamentó que la decisión de Trump de retirar los soldados estadounidenses del norte de Siria hará "resurgir" al EI. "EI va a resurgir. Es absolutamente un hecho que volverán", vaticinó.

La reflexión de Mattis llega después de que su sustituto en el Pentágono, Mark Esper, anunciara que Trump ha ordenado la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente. "Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria", dijo Esper en una entrevista en el programa dominical 'Face the Nation' de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump dictaminó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban desplegados en el norte de Siria, según el diario 'The Washington Post', después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de los planeado originalmente y al oeste", según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) "está buscando cerrar un acuerdo" con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque en el norte. Trump defendió la retirada al asegurar que ha sido una decisión "muy inteligente".

"Muy inteligente no participar en los intensos combates a lo largo de la frontera turca. Aquellos que nos metieron por error en las guerras de Oriente Medio todavía están presionando para luchar. No tienen idea de la mala decisión que tomaron. ¿Por qué no piden una declaración de guerra?", señaló el mandatario en su cuenta de Twitter. En este sentido, Esper justificó que el Ejecutivo estadounidense está haciendo "lo que es en interés de los miembros del servicio (militar) para no ponerlos en peligro".


En la misma entrevista, el secretario de Defensa dijo que algunas de las acciones de las fuerzas turcas en su incursión en el norte de Siria "parecen ser" crímenes de guerra. "Parecen ser", respondió Esper al ser preguntado sobre si algunas de las conductas de Turquía contra las fuerzas kurdas pueden ser catalogadas de crimen de guerra, incluyendo ejecuciones grupales de cautivos kurdos. "Se vive una situación muy terrible allá, una situación causada por los turcos. A pesar de nuestra oposición, decidieron hacer esta incursión ”, lamentó.

El comienzo de la invasión turca

El Ejército turco comenzó la invasión del norte de Siria el pasado día 9, después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en la guerra contra el EI anunciara su retirada de la zona ante la inminencia de la operación, lo que ha sido considerado como una "traición" por las FSD. Turquía quiere arrebatar a los kurdos el control de 480 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho de lo que ha denominado "zona de seguridad" para sacar de allí a las FSD y a su principal grupo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a la que considera una organización terrorista vinculada con la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

El presidente Recep Tayyip Erdogan insistió este domingo en que seguirá adelante con la ofensiva hasta lograr su objetivo, pese a las críticas y presiones internacionales, y aseguró que tiene bajo su control 109 kilómetros cuadrados de ese área.

Según el Observatorio, Turquía ya domina 220 kilómetros de territorio, desde el oeste de Tal Abiad hasta el oeste de Ras al Ain, hasta la carretera M4 que conecta la provincia de Al Hasaka con la de Alepo, en los dos extremos del norte sirio.

Los combates y los bombardeos se han centrado hoy de nuevo en los alrededores de Tal Abiad y Ras al Ain, y en uno de los ataques han fallecido al menos once civiles, según la Media Luna Roja Kurda.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios