EN EL ESTADO DE QUEENSLAND, EN AUSTRALIA

Multan a un hombre con 100 euros por beber agua mientras iba conduciendo

Acababa de terminar un turno de 12 horas de trabajo, hacía más de 39 grados y el aire acondicionado de su coche se había estropeado

Foto: El hombre se compró una botella de agua y se la fue bebiendo en el coche camino a casa
El hombre se compró una botella de agua y se la fue bebiendo en el coche camino a casa
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un hombre de Beaudesert, en el este de Australia, ha sido sancionado con una multa de 173 dólares, unos 105 euros al cambio, por beber agua mientras conducía su vehículo. La policía le dijo que no se puede beber ni comer nada al volante, ya que eso significa dejar de prestar atención a la carretera, aunque él ya ha dicho que recurrirá la multa.

Se llama Brock Harris y acababa de terminar su turno de 12 horas en el trabajo; cuando llegó al coche se dio cuenta de que el aire acondicionado no funcionaba, por lo que paró en una gasolinera de camino a su casa para comprar una botella de agua, que se fue bebiendo en el trayecto. Sin embargo, poco después, un coche de policía le daba el alto.

Tal y como ha explicado a ABC News, "la policía me detuvo y me dijo que era ilegal beber algo mientras conducía. Me dijeron no prestaba el debido cuidado y atención a la carretera y me sancionaron con 173 dólares y un punto en el carné. Si es ilegal, pagaré la multa, pero no es compasivo multar cuando hace 39 grados por mantenerse hidratado".

Piensa recurrir

El agente que multó a Harris estaba haciendo su trabajo y el superintendente de la policía de Queensland, David Johnson, ha confirmado su actuación aludiendo a una posible falta de atención de los conductores: "Hay muchas personas que consumen bebidas mientras conducen y lo hacen de manera segura. Para que podamos poner una multa, tenemos que mirar las circunstancias para ver si las acciones del conductor están causando riesgos para sí mismos o para otros".

Hasta hace poco, conducir en Australia sin prestar total atención a la carretera era una falta muy grave que se juzgaba en los tribunales

Ese sería el caso de Harris, aunque él no está de acuerdo y ha anunciado que piensa recurrir la multa. En Australia, conducir sin prestar atención a la carretera está sancionado actualmente con una multa económica y puntos del carné, pero hace pocos años se trataba de una sanción muy grave que era tramitada por la vía judicial.

Sin embargo, el superintendente Johnson sí cree que la multa es desproporcionada para el tipo de infracción cometida y que ese tipo de sanciones están reservadas para "personas que conducen con las rodillas, con su mascota en el regazo o que se maquillan o cambian de ropa al volante". De momento, Harris tendrá que pelear para que le quiten su multa.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios