SE EQUIVOCÓ DE CASA Y LE DISPARÓ POR ERROR

El hermano de una víctima de la policía abraza a la exagente que le mató

El juicio contra Amber Guyger, una policía de Texas, ha levantado mucha expectación en Estados Unidos y su condena a diez años de cárcel ha generado polémica

Foto: Brandt Jean, de solo 18 años, quiso abrazar a la mujer que mató por error a su hermano (Reuters/Tom Fox)
Brandt Jean, de solo 18 años, quiso abrazar a la mujer que mató por error a su hermano (Reuters/Tom Fox)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Amber Guyger, una expolicía blanca y de 31 años de edad, ha sido condenada a diez años de prisión por un jurado en Estados Unidos tras declararla culpable de asesinar a balazos a su vecino. Los hechos sucedieron el 6 de septiembre de 2018, cuando regresó de un turno de 15 horas como agente de policía y se equivocó de apartamento, entrando en la casa de su vecino en vez de en la suya propia.

Guyger se encontró entonces con su vecino, que estaba en su propia casa, pero lo confundió con un intruso y le disparó. Sin embargo, se trataba de Botham Jean, un contador de 26 años de edad oriundo de la isla caribeña Santa Lucía y que vivía en la puerta de al lado. El joven murió pocas horas después en el hospital.

La defensa de la expolicía alegó que estaba cansada y que se asustó cuando escuchó que había alguien en el que creía que era su apartamento. Se encontró el cerrojo abierto de la que creía que era su casa, lo que la indujo al error. La exoficial, que en el momento del incidente aún vestía uniforme, fue despedida de la Policía.

Perdonada por el hermano

Los fiscales pidieron que Guyger, que hasta ahora se encontraba en libertad bajo fianza, fuera sentenciada a un mínimo de 28 años de prisión, una manera simbólica de recordar que Jean habría cumplido esa edad el domingo pasado. Sin embargo, la juez del condado de Dallas, Tammy Kemp, decidió que el jurado podría tener en cuenta la llamada "doctrina del castillo", una controvertida ley según la cual el domicilio de una persona es su "castillo" y tiene derecho a defenderlo.

La expolicía no pudo contener las lágrimas (Reuters/Tom Fox)
La expolicía no pudo contener las lágrimas (Reuters/Tom Fox)

La fiscalía, por su parte, describió a Guyger como negligente, armada, distraída y demasiado presurosa en apretar el gatillo, añadiendo que cualquier persona hubiese notado que el número del apartamento al que entró no era el suyo. Los fiscales llamaron la atención del jurado sobre el hecho de que, cuando Guyger entró en el domicilio de Jean, estaba distraída por la conversación telefónica, de tono sexual, que acababa de mantener con un agente policial con el que mantenía una relación íntima.

Pero la imagen que ha dado la vuelta al mundo es la de la reacción del hermano de la víctima, Brandt Jean. Con solo 18 años, se dirigió a Amber Guyger la dio un abrazo y la dijo que la perdonaba: "Personalmente quiero lo mejor para ti. No iba a decir esto delante de mi familia, pero ni siquiera quiero que vayas a la cárcel. Quiero lo mejor para ti porque sé exactamente lo que Botham querría para ti. Dale tu vida a Cristo. Creo que dar tu vida a Cristo es lo que Botham querría para ti".

Amber salió de un turno de 15 horas como policía de Dallas y al llegar a su casa se equivocó de apartamento, matando a su vecino por error

Pero Allison, la madre de la víctima, quiso ir más allá y ha declarado a ABC News que la muerte de su hijo "me cambió mi vida. Esos 10 años de cárcel son para que ella reflexione y cambie su vida. La ciudad de Dallas tiene mucho que hacer: la corrupción que vimos durante este juicio debe detenerse. Los Rangers de Dallas necesitan actualizarse".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios