En Córdoba (Argentina)

A prisión por castrar a su amante con una tijera de podar: "Me trató como un trofeo"

La condenada asegura que nunca tuvo intención de matarle, solo de "denigrarlo" porque se sentía humillada por unas imágenes íntimas que pretendía difundir entre sus conocidos

Foto: Trece años de prisión por cortarle el pene a su amante, en Argentina. (iStock)
Trece años de prisión por cortarle el pene a su amante, en Argentina. (iStock)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Brenda Barattini, de 28 años, ha sido condenada a 13 años de prisión por haber cortado el pene y los testículos a su amante en 2017 en la provincia argentina de Córdoba. El fallo ha sido aprobado por unanimidad y tanto los miembros del jurado popular como la fiscal, consideran a la acusada culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa "agravado por el vínculo y por alevosía".

Antes de conocer el veredicto, Barattini aseguró ante el juez que "nunca quiso matar a nadie" y que la víctima, Sergio F., la trataba "como un trofeo". Según la acusada, quien fuera su amante le exigía que le enviara fotografías suyas y, al parecer, difundió un vídeo íntimo de la mujer a sus amigos. "Vulneró mi intimidad, mi vida y mi carrera. Se había arruinado todo", declaró.

Además de la pena privativa de libertad, la arquitecta deberá abonar 493.665 dólares (unos 451.607 euros) —cantidad que tendrá que pagar diez días después de que se haga firme la condena— por el daño moral causado.

Solo fue una "lesión en el pene"

La acusada no fue la única conmocionada tras escuchar la decisión del jurado. Algunos de los parientes que se encontraban también en la sala expresaron a viva voz su rechazo ante la condena. La madre de Baranttini tuvo que salir de la estancia, mientras que otros familiares hasta rompieron los vidrios de la planta baja del edificio, según recogió Cadena 3.

El abogado de la acusada, Lucas del Olmo, adelantó nada más conocer el fallo que apelará esta "inédita" sentencia: "En la historia de la justicia argentina, no existió un homicidio en grado de tentativa por una lesión en el pene". La condena que la defensa esperaba para su clienta era de una pena que oscilase entre los tres y 10 años de cárcel por lesiones graves, según explicó a la cadena.

La ahora condenada, por su parte, expresó ante la sala su arrepentimiento por lo ocurrido y lanzó un último mensaje: "Pido que se haga justicia".

Por qué lo califican como intento de homicidio

La pena de 13 años de prisión coincide con la petición de la fiscal encargada del caso, Laura Battistelli, quien justificó que se trataba de un intento de homicidio basándose en la premeditación de los hechos y en las búsquedas previas que la acusada hizo por Internet.

Según la fiscal, Baranttini planeó el ataque dos meses antes, informa el diario La Voz. Además, sostiene que la condenada habló a algunos de sus amigos de una persona que supuestamente la estaba acosando y persiguiendo.

Otro de los puntos clave en los que se basó el argumento de acusación fue un testimonio de la propia víctima, quien sostuvo que en el momento en el que abandonó el apartamento —justo después de ser agredido— la mujer le gritó "muérete, hijo de puta". Unas declaraciones que parecen coincidir con las de la pareja de la imputada, quien aseguró que ella misma cogió un bisturí y le instó a que lo matara.

No hubo abuso sexual

El delito por el que Baranttini ha sido condenado se produjo la noche del 25 de noviembre de 2017 en una vivienda del barrio Nueva Córdoba. En sus primeras declaraciones, la acusada alegó que la víctima abusó sexualmente de ella —una acusación que quedó invalidada tras las declaraciones del propio amante—, aunque luego rectificó su versión y explicó que había contado eso para "denigrarlo" porque ella "se sentía humillada".

Más adelante, la condenada reveló que ella cogió unas tijeras de podar y le cortó el pene con la intención de hacer con su teléfono móvil, en el que presuntamente había vídeos e imágenes de contenido íntimo. Fueron unos vecinos quienes, tras oír los gritos del denunciante, alertaron a las autoridades.

En el proceso de investigación, las autoridades rastrearon el ordenador personal de Baranttini, desde donde había hecho búsquedas en Internet relacionadas con formas de amputar un miembro, así como un cuaderno en el que aparecían anotaciones como.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios