UNA SIMULACIÓN DE PRINCETON LLAMADA 'PLAN A'

¿Qué pasaría en caso de guerra nuclear? Más de 90 millones de víctimas en solo 5 horas

Un equipo de expertos de Princeton han realizado un análisis pormenorizado en caso de un posible enfrentamientos entre dos potencias como Estados Unidos y Rusia

Foto: ¿Qué pasaría en caso de una guerra nuclear? 91,5 millones de muertos en solo 5 horas. (Reuters)
¿Qué pasaría en caso de una guerra nuclear? 91,5 millones de muertos en solo 5 horas. (Reuters)

¿Se imagina qué podría pasar en caso de que se desatara un guerra nuclear en el mundo? Esa misma pregunta es la que han lanzado un equipo de científicos de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, Estados Unidos), aprovechando que las dos grandes potencias del planeta han decidido abandonar los tratados de control de armas nucleares. Basándose en el armamento con el que cuentan EEUU y Rusia, han simulado las brutales consecuencias: 91,5 millones de víctimas en 5 horas.

"El riesgo de una guerra nuclear ha aumentado dramáticamente en los últimos dos años a medida que Estados Unidos y Rusia han abandonado los tratados de control de armas nucleares", confirman los encargados de la simulación en el blog del programa de Ciencia y Seguridad Global. El posible inicio de las hostilidades por parte de uno de los dos países y la respuesta del otro provocaría un conflicto a nivel mundial que acabaría con el planeta tal y como lo conocemos a día de hoy.

Así, el análisis que han llevado a cabo ha sido denominado 'Plan A', en el que monitorizan los movimientos de ambas potencias como si se tratara de una partida de ajedrez, en la que todo movimiento tiene su respuesta, pero en forma de ataque militar en el que las víctimas no son otras más que los habitantes de las diferentes poblaciones en las que se desarrollan las batallas. Eso sí, teniendo en cuenta que las terribles consecuencias que tendría el uso de armamento nuclear.

En la simulación, todo comienza con un supuesto movimiento de las tropas norteamericanas y de la OTAN por Europa en dirección a las posiciones fronterizas de Rusia. Ese movimiento sería respondido por el lanzamiento de un misil nuclear de advertencia por parte de los rusos en un lugar estratégico, como es la frontera entre Alemania, Polonia y la República Checa. A partir de ahí, ambas potencias intercambiarían ataques militares con devastadoras consecuencias humanas.

A continuación, la OTAN lanzaría 180 ojivas nucleares en distintos puntos estratégicos, mientras que Rusia haría lo propio con otros 300 misiles contra las bases y tropas en Europa. La respuesta de EEUU sería el lanzamiento de otras 600 cabezas nucleares contra su enemigo, mientras ambos se intercambiarían un ataque submarino desde diferentes instalaciones. A partir de ahí, la batalla se centraría en las 30 ciudades más pobladas de Europa, Rusia y EEUU.

Con este panorama tan desolador, pero no tan alejado de la realidad teniendo en cuenta la cantidad y el poder de las armas nucleares con las que cuentan ambas potencias, los expertos confirman el desastre que supondría: en poco menos de cinco horas de batalla, se habrían producido un total de 91,5 millones de víctimas. O, dicho de otra manera, habían fallecido 34,1 millones de personas y 57,4 habrían resultado heridas de diversa consideración.

La herramienta en la que estos expertos de Princeton se han basado para hacer las estimaciones es el NukeMap, una creación de Alex Wellestein, que es uno de los sistemas más precisos para calcular la devastación de cada tipo de arma nuclear. Los científicos responsables del estudio afirman que la realización de este estudio no tiene otro propósito más que informar sobre qué podría pasar en caso de que se desatara una guerra nuclear, una devastación mundial sin precedentes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios