Valerie Plame

"Traición", cochazo y 'promo' de cine: la exagente de la CIA para el Congreso de EEUU

Plame se presenta como uno de los personajes más rocambolescos de toda la campaña electoral al anunciar su candidatura con un vídeo promocional digno de cualquier producción de Hollywood

Foto: Valerie Plame, en su anuncio de campaña.
Valerie Plame, en su anuncio de campaña.

Las elecciones legislativas en Estados Unidos siempre son un buen momento para rescatar y descubrir figuras excéntricas que parecen sacadas de películas de ciencia ficción. Los comicios de 2020 no parece que vayan a ser una excepción. En los últimos días, Valerie Plame se ha presentado como uno de los personajes más rocambolescos de toda la campaña electoral al anunciar su candidatura con un vídeo promocional digno de cualquier producción de Hollywood y con una vida novelesca. Buscará obtener la nominación demócrata al Congreso por un distrito del estado de Nuevo México y ya se atreve a apuntar directamente a Trump.

Candidatos yendo a votar a caballo, que la toman contra el tofu, y un magnate neoyorquino acusado de abusos sexuales que termina como presidente del Gobierno. Analizando las últimas elecciones estadounidenses, parecería que poco pudiera impactar a los estadounidenses, pero el caso de Plame tiene todos los ingredientes de un 'thriller' para enganchar a los votantes: una exagente de la CIA que operaba encubierta, armas nucleares, y una "traición" por parte de su propio Gobierno —el de George W. Bush—.

Pero lo que más ha llamado la atención es su carta de presentación mediante un tráiler que se titula 'Undercover'. Mete marcha en su coche de alta gama y acelera levantando el polvo del desierto de Nuevo México. La que pretende ser candidata demócrata a la Cámara de Representantes no ha dudado en explotar su historia personal con un vídeo de campaña en el que aparece conduciendo un Chevrolet Camaro, marcha atrás, con tomas captadas por un dron mientras cuenta su experiencia sirviendo a la patria. Escenas a cámara lenta y secuencias que bien podrían corresponder a cualquier película de Jason Bourne para armar un anuncio de campaña en el que termina apelando al propio mandatario de EEUU: "Señor presidente, tenemos algunos temas que resolver", asevera tras derrapar con su deportivo.

"Era una agente encubierta de la CIA. Mi objetivo era evitar que los terroristas y los Estados 'rebeldes' consiguieran armas nucleares", arranca el 'spot' con la voz de Plame. Irak, Irán, Siria, Pakistán y Corea del Norte son algunos de los enclaves en los que dice haber actuado. Descendiente de inmigrantes judíos ucranianos, hija de un coronel de las Fuerzas Aéreas y hermana de un soldado estadounidense en Vietnam, Plame se retrata como una patriota: "Pero mi propio Gobierno me traicionó". La ahora candidata hace referencia a los hechos por los que su nombre saltó a los titulares de la prensa en 2003.

Entonces, el Gobierno de EEUU filtró su identidad después de que su marido, exdiplomático, criticara la acción del Gobierno de Bush en relación con la Guerra de Irak. Tal y como recoge el Colegio de Abogados ABA (American Bar Association), la decisión de desvelar el nombre y labor de la exagente de la CIA derivó en la apertura de una investigación sobre si los altos funcionarios violaron una ley de 1982 sobre protección de agentes encubiertos. En palabras de Plame, se trató de una "venganza" orquestada por Scooter Libby, jefe de gabinete del que fuera vicepresidente, Dick Cheney, en represalia por las palabras de su marido.

Libby fue declarado culpable por mentir sobre su rol en la filtración y otros delitos relacionados con el caso como obstrucción a la Justicia. El presidente Bush decidió perdonarle su pena de prisión de dos años y medio y posteriormente fue completamente indultado. "¿Adivináis quién lo hizo?", se pregunta Plame. El mandatario encargado de firmar el perdón presidencial fue el propio Donald Trump en 2018.

La exagente de la CIA escribió un libro contando su historia, 'Juego limpio: cómo una importante agente de la CIA fue traicionada por su propio Gobierno'. Esta trama fue llevada luego a la gran pantalla con 'Caza a la espía', protagonizada por Naomi Watts y Sean Penn.

Seguridad nacional, el sistema sanitario y los derechos de las mujeres son los ámbitos a los que apunta, en lo político, la nueva candidata al Congreso de EEUU, que define el estado en el que se presenta como "uno de los mejores sitios del planeta". El lugar que ahora busca Plame está ocupado desde 2009 por la demócrata Ben Ray Luján, una de las congresistas más cercanas a Nancy Pelosi, actual presidenta de la Cámara Baja. En 2020, los estadounidenses también deberán elegir presidente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios