EL PUENTE FUE CONSTRUIDO EN EL S. XIII

Bélgica derriba parte de un puente medieval para permitir el paso de cruceros

Durante la Segunda Guerra Mundial el arco central del puente -la parte que está siendo derribada- fue dinamitado y reconstruido después en 1948

Foto: El puente de Tournai. (Wikimedia Commons)
El puente de Tournai. (Wikimedia Commons)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Casi 20.000 firmas pedían paralizar las obras pero de nada ha servido. Bélgica ha comenzado el derribo de parte de un puente, construido entre los años 1281 y 1329, para favorecer que barcos de mayor tamaño puedan navegar el río Escalda, que atraviesa la localidad de Tournai, de la que el monumento ejerce, desde el siglo XIII, como puerta de entrada a la ciudad.

El Ayuntamiento de la villa pretende ampliar la altura del arco central, que fue derruido durante la Segunda Guerra Mundial, hasta los doce metros y medio, para lo cual empleará las mismas piedras que se utilizaron en su reconstrucción en 1948.

El proyecto, anunciado a principios de año, permitirá que barcos de 2.000 toneladas puedan atravesar la zona -hasta ahora, el límite está en 1.500- y se prevé que las obras finalicen en 2021.

Polémico proyecto

El derribo de parte del puente gótico, a pesar de que no afectará a los restos de mayor antigüedad, no ha gustado a todos en Bélgica. La ministra de energía belga, María-Christine Marghem, se manifestó su perfil de la red social Facebook en contra de su ejecución, que calificó como un "puro sinsentido". Una de las torres del 'Pont de Les Trous' (Puente de los Agujeros) data del año 1281; la otra, del 1302.

Según informa el diario británico 'The Guardian', un violonchelista local tocaba a la orilla del río mientras el brazo de la máquina taladradora desmantelaba el arco central.

El puente forma parte del atractivo histórico y turístico de Tournai, que alberga varios monumentos de época medieval y es una de las ciudades más antiguas de Bélgica. Su campanario y su catedral están incluidas en la lista de Patrimonio de la UNESCO.

Las polémicas obras de desmantelamiento forman parte del proyecto que pretende unir el puerto francés de El Havre con el de Beneleux, en Bélgica, cuyo coste total supera los 4.000 millones de euros.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios