TIROTEOS EN EL PASO Y EN OHIO

Una de las víctimas de Dayton es la hermana del autor de los disparos

Un joven ha matado a 20 personas en El Paso, asegurando que quería acabar con el "máximo número de mexicanos posible". Otro hombre ha acabado con la vida de nueve personas en Ohio

Foto: La policía, tras el tiroteo en un Walmart de El Paso, Texas. (Reuters)
La policía, tras el tiroteo en un Walmart de El Paso, Texas. (Reuters)

Estados Unidos ha vivido en menos de 24 horas dos tiroteos que se han saldado con casi una treintena de fallecidos y más de 50 heridos. El primero, El Paso, está siendo investigado por la Fiscalía de Texas como un caso de terrorismo y se buscará la pena de muerte para su autor, según han informado los abogados del Estado este domingo.

Del segundo, ocurrido en Dayton (Ohio), todavía no hay detalles sobre los motivos que llevaron al hombre identificado como autor del tiroteo a abrir fuego contra las personas que estaban en ese momento en un bar de la localidad. Una de las víctimas de este tiroteo es la hermana del autor, una joven de 22 años.

Este sábado, un joven de 21 años, Patrick Crusius, entró con un rifle en un Walmart de El Paso (EEUU) y empezó a disparar a la gente, acabando con la vida de al menos 20 personas. Después se entregó a la policía, confirmando que su objetivo era "matar al mayor número de mexicanos posible".

"El cargo estatal es del asesinato merecedor de pena capital, así que vamos a pedir la pena de muerte. Vamos a perseguir la pena de muerte", ha declarado el fiscal del distrito de El Paso, Jaime Esparza. Por su parte, el abogado del Departamento de Justicia para el Distrito Oeste de Texas, John Bash, ha confirmado que el Gobierno también buscará un dictamen que califique el atentado como un delito de odio, lo que también conlleva la pena de muerte.

Las autoridades están investigando un presunto "manifiesto" redactado por el joven en el que asegura que actuó motivado por la "invasión hispana de El Paso", una ciudad que fue parte de la República de México hasta 1848, como parte del tratado de Guadalupe Hidalgo.

Masacre en El Paso

Los tiroteos de El Paso y Dayton han dado lugar a las 24 horas más sangrientas de Estados Unidos en mucho tiempo. Concretamente, desde el 1 de octubre de 2017, cuando un hombre mató a 58 personas e hirió a más de 400 desde su habitación de hotel en un festival de Las Vegas.

El atacante de El Paso, Patrick Crusius, entró este sábado por la mañana en el centro comercial Walmart y empezó a descargar su rifle de asalto hacia las personas que estaban en el supermercado. Minutos después se entregó a la policía local.

"En un día que habría sido normal para alguien que fuera a hacer la compra, se ha convertido en uno de los días más sangrientos en la historia de Texas", ha dicho el gobernador del estado, Greg Abbott. Donald Trump ha calificado este ataque -el octavo tiroteo más letal de la historia del país- de "cobarde".

En los últimos meses, El Paso, una ciudad fronteriza con México, ha estado en el foco mediático. Miles de familias centroamericanas han llegado a la ciudad buscando asilo, sobrepasando a los funcionarios de inmigración y convirtiéndola en el centro de un enconado debate entre Demócratas y Republicanos por la inmigración.

Otro ataque supremacista blanco

Crusius, proveniente de un suburbio de Dallas, aseguró en un texto publicado minutos antes del ataque que lo hacía en respuesta a la "invasión hispana de Texas". El jefe de la policía de El Paso, Greg Allen, confirmó a los medios la existencia de este texto y aseguró que aún estaban analizando su autoría.

El manifiesto, titulado "La verdad incómoda", apoyaba al terrorista que mató hace unos meses a 51 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda y destilaba odio hacia los hispanos. "Tomarán el control del gobierno local y estatal de mi querida Texas, cambiando las políticas que mejor les convengan", escribió Crusius. Además, culpaba a los políticos, tanto republicanos como demócratas, por el hecho de que Estados Unidos se "estuviera pudriendo" de dentro hacia afuera.

El texto se publicó en 8chan, el mismo foro online donde el tirador de Christchurch (Nueva Zelanda) colgó un texto explicando su ataque. Las cuatro páginas se publicaron a las 10:20, 19 minutos antes de la primera llamada al número de emergencia, según explica 'The New York Times'.

El tirador apoyaba en Twitter la construcción del muro de Donald Trump en la frontera con México para frenar la inmigración. Sin embargo, reiteraba que el ataque lo había planificado antes de la elección de Trump: "Sé que los medios probablemente me llamarán supremacista blanco y culparán a la retórica de Trump. Los medios son infames por las noticias falsas. Es probable que su reacción a este ataque lo confirme".

El otro tiroteo se produjo en un vecindario del centro de Dayton (Ohio) horas después. Un hombre mató a nueve personas e hirió a otras 16. La policía de Dayton confirmó en Twitter que el tirador había sido abatido y la situación ya estaba bajo control. La Policía ha identificado a un hombre de 24 años, Connor Betts, y de raza blanca como el presunto autor del ataque, aunque por el momento se desconocen las causas. Por el momento, las autoridades han confirmado que la hermana del presunto autor (Megan, de 22 años) del ataque y su pareja han sido hallados muertos a tiros en un vehículo en las inmediaciones del bar, lo que elevaría a once el número de víctimas.

La alcaldesa de Dayton, Nan Whaley, dijo que el atacante llevaba puesto un chaleco antibalas y varios cargadores de munición. "El tirador fue capaz de matar a nueve personas y herir a 27 en menos de un minuto. Y si no hubiésemos tenido policía en la zona y los miles de personas que estaban disfrutando de su noche del sábado, lo que habría sufrido esta ciudad", agregó.

Bienvenidos a la normalidad

En lo que va de año ha habido más de 250 tiroteos masivos -cuatro o más muertos- en Estados Unidos y más de 8.000 muertes por armas de fuego. Hace una semana un hombre supremacista blanco mató a tres personas en el Festival del Ajo en California. Después se pegó un tiro. En una publicación de Instagram se preguntaba por qué las ciudades norteamericanas "tienen que hacer hueco a las hordas de mestizos".

El jefe del FBI, Christopher Wray, declaró el mes pasado ante el Congreso que se está produciendo un aumento de arrestos ante ataques terroristas, la mayoría de los cuales "han sido motivados por el supremacismo blanco".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios