señala abuso de poder y negligencia

El principal opositor ruso denuncia al Estado por su 'envenenamiento' en la cárcel

Navalni se encuentra "mucho mejor" y negó padecer alergias. Las fuentes hospitalarias insisten en que no encontraron restos de sustancias químicas en su cuerpo

Foto: Alexei Navalni en el momento de su detención. (Reuters)
Alexei Navalni en el momento de su detención. (Reuters)

El líder de la oposición extraparlamentaria rusa, Alexéi Navalni, ha presentado este jueves una denuncia por su supuesto envenenamiento en el centro de detención donde lleva 30 días recluído por convocar una protesta ilegal ante el Ayuntamiento, según su abogado. Navalni fue trasladado a un hospital de Moscú el fin de semana por una supuesta reacción alérgica aguda, pero su oftalmóloga denunció que "Alexéi nunca ha padecido alergias" y que el deterioro de su salud se produjo por la presencia de unas sustancias químicas no identificadas en su cuerpo.

"En el marco de la investigación pedimos que se realice un análisis químico-toxicológico para identificar la sustancia tóxica", informó el abogado del opositor, Vadim Kobzev. La denuncia reclama el acceso a los vídeos de las cámaras de seguridad del centro penitenciario número uno de Moscú y el letrado espera que el Comité de Instrucción abra una investigación contra los funcionarios de prisiones por abuso de poder o negligencia porque es preciso saber si participaron del envenenamiento.

El opositor se encuentra "mucho mejor" y negó padecer alergias, según los defensores de derechos humanos que lo visitaron. Pero, fuentes hospitalarias mantienen su versión e insisten en que lo análisis médicos no encontraron restos de sustancias químicas en el cuerpo de Nalvani.

Navalni se ha enfrentado en numerosas ocasiones al Estado, pero no ha podido participar de las elecciones del país porque su candidatura fue prohibida por las autoridades tras una condena por malversación de fondos. Navalni ha calificado al partido de Putin como un lugar para "criminales y ladrones" en sus apariciones públicas y ha acusado a su entorno de "chupar la sangre de Rusia". Su activismo ha tenido consecuencias graves para su salud. En el 2017 fue atacado con un desinfectante mezclado con una sustancia tóxica por la que casi pierde un ojo.

Esta no es la primera vez que la administración rusa es señalada por envenenamiento. La relación entre Reino Unido y la Administración de Putin se enfrió después de que la exprimera ministra Theresa May responsabilizara abiertamente al Kremlin de la intoxicación del doble agente Serguéi Skripal y el antiguo espía ruso Alexandr Litvinenko.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios