Tensión en el Golfo Pérsico

Irán hace una demostración de fuerza con el vídeo del abordaje al petrolero británico

La UE urge a las autoridades iraníes a liberar al petrolero 'Stena Impero' y pide "contención" para que la tensión en la región no aumente

Foto: Imagen de un buque de Stena Bulk. (Reuters)
Imagen de un buque de Stena Bulk. (Reuters)

Irán eleva la tensión en el Golfo Pérsico. Irán ha publicado un vídeo de la detención del petrolero británico 'Stena Imperio', en él se muestra cómo varias lanchas se aproximan al petrolero y varios militares iraníes con pasamontañas y ametralladoras se descuelgan desde un helicóptero para abordar el barco. El portavoz de los Guardianes de la Revolución de Irán ha señalado que el buque de guerra "escoltaba" al petrolero, e indicó que el "Stena Impero" apagó su localizador GPS y entró en el estrecho de Ormuz por el sur, que es la vía de salida. A pesar del abordaje, los 23 miembros de la tripulación británica se encuentran en buen estado, según ha confiramdo la operadora del barco, Stena Bulk.

Irán hace una demostración de fuerza con el vídeo del abordaje al petrolero británico

Las autoridades iraníes han abierto una investigación al petrolero británico 'Stena Impero', de la naviera Stena Bulk, capturado este viernes a su paso por el estrecho de Ormuz, a pesar de los reproches recibidos a su acción por parte de Reino Unido, Estados Unidos, España y otros países europeos. Este sábado, la Unión Europea ha pedido a Irán que libere "inmediatamente" el petrolero: "Urgimos a liberar inmediatamente el barco junto con su tripulación y llamamos a la moderación para evitar nuevas tensiones", ha declarado la portavoz de la diplomacia europea, Maja Kocijancic, en un comunicado.

Según las autoridades iraníes, el petrolero de bandera británica fue capturado tras chocar con un barco de pesca y no respetar las normas de navegación. El 'Stena Impero' está atracado en el puerto de la ciudad iraní de Bandar Abas, capital de la provincia meridional de Hormozgan, y los 23 tripulantes están aún a bordo, según ha confirmado la Organización de Puertos y Navegación.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha comunicado por teléfono a su homólogo británico, Jeremy Hunt, que el proceso de detención "cumplirá su recorrido legal" antes de que se decida una posible liberación, según ha recogido la agencia ISNA. Según el director de la Organización de Puertos y Navegación de Hormozgan, Alahmorad Afifipur, se está investigando la causa del accidente entre el petrolero británico y el pesquero y "si es necesario, y a solicitud de las autoridades judiciales, la tripulación puede ser convocada para entrevistas técnicas".

Según fuentes cercanas al caso, el petrolero de Stena Bulk fue apresado por apagar su localizador GPS, entrar en el estrecho de Ormuz por una vía incorrecta, no responder a las señales de alerta y ser un riesgo para el medio ambiente, consigna Efe. La naviera ha negado que el barco no respetara las normas de navegación y señaló que perdió el contacto con él sobre las 15.00 horas GMT del viernes, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones y un helicóptero se acercaban al buque.

Crisis entre Teherán y Londres

Su captura ha generado una crisis diplomática entre Teherán y Londres y ha disparado la tensión en el golfo Pérsico, donde en los últimos meses se han producido numerosos incidentes con barcos y drones. Tras conocerse la captura del petrolero de Stena Bulk, el ministro de Exteriores británico advirtió a Irán de que puede haber "graves consecuencias" si la situación no es resulta pronto, aunque -matizó- que no está considerando opciones militares. Por el momento, el Gobierno británico ha pedido a sus barcos evitar el estrecho de Ormuz de forma provisional.

Varios responsables iraníes reconocen que la medida se tomó como represalia por la retención en Gibraltar de la nave iraní Grace 1 hace dos semanas. "No estamos buscando una guerra, pero no retrocederemos para tomar medidas de represalia", ha tuiteado el secretario del Consejo de Discernimiento de Irán, Mohsen Rezaí, haciendo referencia directa a Donald Trump y a la Corona británica.

La Marina británica detuvo la nave Grace 1 al sospechar que transportaba crudo a Siria, país sujeto a sanciones europeas. Las autoridades iraníes han negado que se dirigiera a Siria y consideran que su detención se debió a las presiones de EEUU, por lo que amenazaron con responder.

Por otra parte, el ministro iraní de Exteriores Mohamez Yavad Zarif, ha exigido a Reino Unido dejar de ser "cómplice" de las sanciones que Estados Unidos impone a su país. "Debe dejar de ser cómplice del terrorismo económico de Estados Unidos", escribió en su cuenta de Twitter en referencia a las sanciones que Washington ha impuesto tras retirarse del acuerdo nuclear sellado en 2015. Zarif ha defendido la detención del petrolero británico y ha afirmado que "a diferencia de la piratería en el estrecho de Gibraltar, nuestra acción en el Golfo Pérsico busca defender las normas marítimas internacionales".

Desde la Unión Europea, la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, ha urgido a Irán a liberar el petrolero británico "Stena Impero", retenido en el estrecho de Ormuz, a la vez que pidió "contención" para evitar que aumente aún más la tensión en la región. Según dijo, "en una ya tensa situación, este acontecimiento trae el riesgo de que siga escalando y socava el trabajo en curso para encontrar una manera de resolver las actuales tensiones".

El Gobierno de España también ha condenado la captura del petrolero 'Stena Impero' y ha pedido su inmediata liberación. "España hace un llamamiento urgente a las autoridades iraníes a que lo liberen cuanto antes", ha destacado el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en un comunicado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios