"Estas capturas son inaceptables"

Reino Unido pide a sus barcos evitar Ormuz tras la detención de su petrolero

El petrolero Stena Impero fue capturado tras chocar con un barco pesquero y está en el puerto de Bandar Abas, asegura la Organización de Puertos iraní. El otro buque ya ha restablecido contacto y sigue su viaje

Foto: Un petrolero de la misma compañía que el capturado. (Reuters)
Un petrolero de la misma compañía que el capturado. (Reuters)

Irán tensa la cuerda en el estrecho de Ormuz. Dos semanas después de que Reino Unido retuviera a un petrolero iraní, la Guardia Revolucionaria ha capturado una nave británica y ha detenido brevemente a un segundo barco. Mientras que Irán asegura que el barco británico fue capturado tras chocar con un barco de pesca y está retenido en el puerto de Bandar Abas, Reino Unido ha pedido este sábado a las embarcaciones que naveguen con su bandera que eviten transitar el estrecho de Ormuz de forma "provisional".

El primer petrolero, el 'Stena Impero' de la naviera Stena Bulk ha sido capturado por violar la ley marítima internacional cuando cruzaba por el estrecho de Ormuz. El 'Stena Impero' fue capturado por una flotilla dependiente de la zona 1 de la Armada a solicitud de la Organización de Puertos y Asuntos Marítimos de la provincia iraní de Hormozgan, informó en el comunicado la Guardia Revolucionaria. Horas después, el secretario de Exteriores británico, Jeremy Hunt, informó de que había sido interceptado un segundo petrolero con bandera liberiana.

Este segundo barco, el petrolero Mesdar, ha restablecido el contacto con su operador y prosigue su viaje en el estrecho de Ormuz tras haber sido abordado por guardias armados cerca de Irán, ha confirmado Norbulk, la naviera Norbulk. "La comunicación ha sido restablecida con el barco y el Master confirmó que guardias armados se han marchado y la embarcación quedó libre para continuar el viaje. Toda la tripulación está bien", señaló en un comunicado la naviera Norbulk Shipping UK, con sede en la ciudad escocesa de Glasgow.

La compañía del primer barco, Stena Bulk, emitió un comunicado en el que confirma que registró que su 'Stena Impero' estaba siendo cercado por pequeñas naves no identificadas y helicópteros mientras circulaban por el estrecho en aguas internacionales. Asimismo, asegura que no han podido mantener ningún contacto con el petrolero, que ha puesto rumbo a Irán. De acuerdo a este comunicado, habría 23 personas a bordo. Según Hunt, no habría ningún británico en las naves y ya existen contactos diplomáticos con Irán.

"Estas capturas son inaceptables. Es esencial que la libertad de navegación se mantenga", aseveró el ministro británico en un comunicado difundido en Twitter. En este sentido, comunicó que el gabinete se reunía de urgencia para tratar el caso.

La Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan ha informado en la mañana de este sábado de que el petrolero británico fue capturado tras chocar con un barco de pesca y se encuentra en el puerto de Bandar Abas. Según su director, Alahmorad Afifipur, la tripulación del barco de pesca trató de comunicarse con el petrolero y, "al no recibir respuesta", informó a la Organización de Puertos y Navegación. Abas ha agregado que los 23 miembros de la tripulación están a bordo de la nave por razones de seguridad, según la agencia oficial IRNA.

Escalada de la tensión

Esto se produce el mismo día en que Gibraltar extendió por treinta días más el periodo de detención del petrolero iraní Grace 1, retenido desde hace dos semanas en ese territorio por las sospechas de que transportaba crudo a Siria. El "Grace 1" fue interceptado y abordado cerca de la costa por las sospechas de que transportara crudo a una refinería de Siria, país en conflicto armado desde hace ocho años y sujeto a sanciones de la Unión Europea.

Esta detención generó un conflicto diplomático entre Irán y el Reino Unido, y la pasada semana, según Londres, una fragata de la Armada británica abortó un intento de tres naves ligeras iraníes de interceptar un petrolero británico que navegaba por el golfo Pérsico. Este incidente fue desmentido por las Fuerzas Armadas iraníes que, sin embargo, han asegurado que no dejarán sin respuesta la retención del "Grace 1".

El mismo líder supremo de Irán, Alí Jamenei, lo calificó el pasado martes de "acto de piratería marítima" y advirtió de que su país responderá "en el momento apropiado" al Reino Unido.

La Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero "extranjero"

Además, ayer, la Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero "extranjero" que estaba realizando operaciones de contrabando. Según las imágenes mostradas, se trata de una nave sobre cuyo paradero se especuló desde el domingo y que pertenece a una compañía emiratí y tiene bandera de Panamá, aunque en Abu Dabi no se han pronunciado.

También en el estrecho de Ormuz, EEUU aseguró que uno de sus buques abatió el jueves un dron iraní, un derribo negado categóricamente hoy por Teherán. Estos son los últimos incidentes de los numerosos registrados desde mayo en la zona, donde se han producido sabotajes y ataques a busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán. Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos ataques, pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos desveló hoy que, "a la luz de los recientes eventos que han tenido lugar en la región del golfo Pérsico", está conversando con países de Europa, Asia y Oriente Medio para garantizar la libertad de navegación en la zona.

"A la luz de los recientes eventos que han tenido lugar en la región del golfo Pérsico, el CentCom está desarrollando una acción marítima multinacional, la Operación Centinela, para incrementar la vigilancia y la seguridad en rutas marítimas clave de Oriente Medio y así garantizar la libre navegación", señaló el Mando Central en un comunicado.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha afirmado que "actuarán de forma conjunta con Reino Unido", indicando que aunque "no hay un acuerdo escrito" tienen "un acuerdo en vigor", sin concretar a qué pacto se refiere.

El Gobierno francés también ha condenado la captura del petrolero por parte de las fuerzas navales iraníes y ha mostrado su "preocupación". "Esta acción es perjudicial para la necesaria desescalada de la tensión en la región del Golfo. La condenamos firmemente y expresamos nuestra solidaridad con Reino Unido", ha afirmado en un comunicado el Ministerio de Exteriores galo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios