EN EL ESTADO DE UTAH, EN ESTADOS UNIDOS

Un padre mata por accidente a su hija jugando al golf con un pelotazo en el cuello

La menor era su caddy habitual y estaba colocada correctamente, pero un golpe poco afortunado de su padre provocó la tragedia

Foto: El golf era el deporte que más unía a este padre con su hija (Reuters/Paul Childs)
El golf era el deporte que más unía a este padre con su hija (Reuters/Paul Childs)

Una niña de seis años llamada Aria falleció este lunes en un campo de golf de Utah, en Estados Unidos, debido al golpe provocado por una bola golpeada por su propio padre. La mala suerte quiso que la bola impactara justo en el cuello de la menor, provocando heridas irreversibles que provocaron su muerte poco después.

Los hechos sucedieron en el campo de golf del Sleepy Ridge Golf Club en Orem, unos 70 kilómetros al sur de Salt Lake City, en el oeste de Estados Unidos. Aria había acudido a jugar con su padre, como solía hacer habitualmente, ya que le gustaba mucho hacer de caddy, llevando sus palos de un hoyo a otro.

Según ha explicado a la NBC el teniente de la policía Trent Colledge, Aria estaba sentada en un carrito de golf esperando a que su padre golpeara a la bola. El carrito no estaba colocado delante, sino en un ángulo de entre 45 y 90 grados respecto al jugador, por lo que tuvo que ser un golpe poco afortunado el que provocara que la bola tomara el camino exacto en el que se encontraba la menor.

Mala suerte

El tío de la niña, David Smith, ha calificado al padre de la niña como un “jugador experimentado” y la policía ha confirmado que, según sus investigaciones, no hubo ninguna intención de golpear a su hija, por lo que no se plantea presentar cargos contra él. Todo fue un terrible accidente.

Tras el golpe, los servicios médicos del club atendieron rápidamente a la niña y pidieron un helicóptero medicalizado que trasladó a Aria hasta un hospital de Salt Lake City, pero los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida y certificaron su muerte pocas horas después.

Un helicóptero trasladó a la menor a un hospital de la capital del estado, pero no pudieron hacer nada por salvarla

Smith ha contado que la niña "era su compañera de golf; le encantaba hacerlo y siempre era la que estaba en el carrito esperando. Eso era algo realmente importante para ellos". Los responsables del club han mostrado su pesar por el suceso y han calificado la noticia como “devastadora y totalmente inimaginable”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios