Tras semanas de violencia, firman un acuerdo

Militares y civiles desatascan la transición política en Sudán

Tras meses de violentas protestas y represión, la oposición civil sudanesa y la junta militar han firmado este miércoles un acuerdo político para los próximos tres años

Foto: Manifestantes sudaneses protestan en Jartúm. (Reuters)
Manifestantes sudaneses protestan en Jartúm. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Tras meses de violentas protestas y represión, la oposición civil sudanesa y la junta militar que detenta el poder desde que derrocó al presidente Omar Al-Bashir han firmado este miércoles un acuerdo político para los próximos tres años y tres meses de transición hacia la democracia en el país africano.

El pacto es "un gran acuerdo que representa un paso determinante y abre una nueva era", al tiempo que "allana el terreno para el siguiente paso, que es estudiar una Constitución", afirmó el mediador de la Unión Africana, Mohamed Hassan Labat, en una breve ceremonia de la rúbrica, emitida en directo por la estatal Sudán TV. Oposición y militares están todavía trabajando en la declaración constitucional conjunta, que se espera que se publique el próximo viernes.

Pese a que no han trascendido mayores detalles, el acuerdo estipula la formación de un Consejo Soberano que asumirá el poder durante la transición y estará formado por cinco civiles, cinco militares y una persona consensuada por ambas partes, y estará presidido por los militares los primeros 21 meses, mientras que los civiles lo harán el resto del periodo, 18 meses.

Manifestantes sudaneses. (Reuters)
Manifestantes sudaneses. (Reuters)

Miles de sudaneses, especialmente jóvenes, se echaron a las plazas el pasado abril para pedir la dimisión de Omar Al-Bashir, uno de los más dictadores más longevos del continente. Sin embargo, tras la caída de Bashir no llegó la esperada democracia por la que cantaban las calles: el Ejército se hizo con el poder y rechazó un gobierno de transición civil.

Las protestas se reanudaron y organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y HRW han denunciado la violenta represión ejercida por parte de los militares, especialmente en el desalojo de de la acampada de protesta frente a la sede del Ejército en Jartum el pasado 3 de junio, que dejó más de un centenar de muertos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios