Algunos dormían en el suelo

Dimite el comisionado de la frontera en EEUU tras la polémica por el trato a menores

Un grupo de abogados ha denunciado que los niños detenidos carecían de alimentos suficientes, ropa limpia, cepillo de dientes y duchas

Foto: Unicef verifica la condición de los niños que viajan en caravana migrante. (EFE)
Unicef verifica la condición de los niños que viajan en caravana migrante. (EFE)

El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU, John Sanders, anunció este martes su renuncia a la institución en medio de la polémica que desataron las denuncias sobre las condiciones precarias en que viven menores de edad en un centro de detención en Texas.

Un grupo de abogados encendió las alarmas después de una visita a la estación en Clint la semana pasada. Los letrados aseguraron que 300 niños se encontraban en un centro que no contaba con las condiciones sanitarias adecuadas.

"Pasamos días sin tomar agua, sin comer; fue muy difícil, bajo el agua, lloviendo, y después mucho sol"

Los migrantes fueron separados de sus familiares y trasladados a centros que no cumplían con los requisitos mínimos para garantizar su bienestar. "Pasamos días sin tomar agua, sin comer; fue muy difícil, bajo el agua, lloviendo, y después mucho sol", relató Anthony López, de seis años, a EFE.

Además, los letrados afirmaron ver a bebés sin pañales cuidados por menores que no eran sus familiares, y señalaron que los detenidos carecían de alimentos suficientes, ropa limpia, cepillo de dientes, duchas y colchones. La información sobre estas condiciones fue difundida inicialmente por Associated Press. Los reportes mencionan a un niño de cuatro años que llevaba días sin ducharse y la presencia de chicos hambrientos, inconsolables e incluso enfermos. Cerca de 15 padecían influenza y otros 10 estaban en cuarentena médica.

Aunque el tiempo máximo que los menores pueden pasar en instalaciones de la Patrulla Fronteriza es de 72 horas según la ley norteamericana, algunos permanecieron semanas encerrados.

Respuesta de la Administración Trump

“Jabón, cepillos de dientes y cobijas son algunos de los artículos que los niños migrantes recluidos en Estados Unidos no necesitan”, según Sarah Fabian, abogada del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. La funcionaria aseguró que los retenidos no siempre requieren ciertos productos sanitarios, en una comparecencia en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el noveno circuito.

El juez Marsha Berson cuestionó a Fabian: "¿De verdad va a levantarse y decirnos que el hecho de poder dormir no es una cuestión de condiciones seguras e higiénicas?". Las reacciones a lo ocurrido en la audiencia no se han hecho esperar. Un usuario de Twitter publicó el número de teléfono de la abogada para que los ciudadanos puedan pedirle explicaciones sobre sus declaraciones.

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez había enardecido el debate en la esfera pública sobre los centros de confinamiento al calificarlos como "campos de concentración".

Desde un directo en su cuenta de Instagram, criticó la situación: "El hecho de que los campos de concentración sean una práctica institucionalizada en el 'hogar de los libres' es muy perturbador", y agregó que es necesario hacer algo al respecto.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios