A LA PROTAGONISTA LE ENCANTA SU TRABAJO

Un Deliveroo a lo bestia: un salto de 300 metros para entregar los menús calientes

La trabajadora de un parque natural chino se ata la comida a la cintura para descolgarse por la montaña y poder entregar sus pedidos calientes

Foto: Wan Tiandi, durante uno de los momentos más difíciles de su trabajo (Foto: Weibo)
Wan Tiandi, durante uno de los momentos más difíciles de su trabajo (Foto: Weibo)

Por el parque natural de Chongqing, en el sur de China, pasan cada día miles de personas que quieren disfrutar de la naturaleza y conocer los encantos de esta zona. Pero para que todo funcione a la perfección, a los trabajadores no se les permite abandonar su puesto de trabajo a la hora de comer, por lo que tienen que llevarse su propio almuerzo o encargárselo al restaurante del parque.

Ahí entra en escena Wan Tiandi, una trabajadora del restaurante, pero entre cuyas tareas se incluye la entrega de los almuerzos a los más de 200 empleados del parque. Y dadas las dimensiones de este lugar, para llegar hasta donde se encuentran algunos empleados tarda casi 30 minutos en coche y la comida está fría, por lo que ha decidido atajar el problema de forma drástica.

Según cuenta el South China Morning Post, Wan Tiandi ha decidido entregar la comida de una forma muy radical: haciendo cada día un salto de más de 300 metros de altura para que el almuerzo llegue caliente. Es una especie de ‘puenting’ para salvar la distancia con esa zona del parque y conseguir que sus compañeros puedan comer caliente cada día.

Un trabajo de riesgo

Wan Tiandi explica que “nuestro parque es enorme. Me lleva más de media hora de viaje llevarles el almuerzo, mientras que con este salto en puenting tardo solo dos minutos. Ellos necesitan que les llegue la comida caliente, pero el transporte en la montaña no es fácil: en muchas zonas no hay carreteras y apenas hay algunos senderos estrechos”.

Nuestro parque es enorme. Me lleva más de media hora de viaje llevarles el almuerzo, mientras que con este salto en puenting tardo solo dos minutos

Desde que ha comenzado esta peculiar forma de reparto, los compañeros de trabajo de Wan Tiandi están encantado: "No es fácil. Su entrega es rápida, constante y siempre a tiempo". Además, la protagonista adora la emoción de saltar haciendo puenting, ya que es una entusiasta del deporte, y después vuelve haciendo running hasta la cima de la montaña.

Con su particular entrega puerta a puerta, Wan Tiandi se ha ganado el cariño de sus compañeros. Se ata la comida a la cintura y se descuelga por la montaña como una avezada montañera. Está claro que no hay obstáculo que se le resista, aunque haya que salvar 300 metros de altura cada día saltando al vacío.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios