ERA SU VECINO EN UN PEQUEÑO PUEBLO ARGENTINO

Una mujer abusa sexualmente del mejor amigo de su hijo para chantajearle

Mantuvo relaciones sexuales con el joven, de 15 años, y después le fue exigiendo varias cantidades para hacer frente a los gastos de un supuesto embarazo

Foto: Villa Guillermina (Wikimedia Commons)
Villa Guillermina (Wikimedia Commons)

Villa Guillermina es una pequeña localidad del norte de Argentina, a casi 1.000 kilómetros de Buenos Aires. Allí vive Luciana Vera, una mujer de 34 años que ha sido condenada por la justicia a tres años de cárcel y a 90.000 pesos de multa, casi 2.000 euros, por haber abusado sexualmente de un amigo de su hijo, de tan solo 15 años de edad.

Tal y como publica el diario La Nación, todo habría comenzado en 2016, cuando Luciana pidió amistad al joven en Facebook. No solo aceptó por ser amigo de su hijo, sino también porque eran vecinos. Comenzaron a enviarse mensajes y, cuando tuvo confianza con él, le pidió 1.000 pesos (20 euros) con la promesa de devolvérselos.

Una semana después el chico le pidió el dinero, pero la mujer le explicó que no lo tenía, y que necesitaba 10.000 pesos más (200 euros) pero que le pagaría la deuda manteniendo con él relaciones sexuales. Envió al joven fotos íntimas para que la oferta fuera irrechazable y éste aceptó: según la Fiscalía, fue la primera relación del menor.

Coacciones y chantaje

Luciana tenía todo perfectamente estudiado: sabía que el amigo de su hijo poseía una buena situación económica y que podía sacarle más dinero. Por eso, pocas semanas después de aquel encuentro, volvió a ponerse en contacto con él: le dijo que se había quedado embarazada y que necesitaba 10.000 pesos más: "6000 para las pastillas y 4000 para la doctora que le haría la prescripción de las pastillas abortivas".

La mujer no se detuvo ahí y siguió explicando al menor la posibilidad de que fuera a ser padre si no ponían remedio a la situación. Por eso, en uno de los mensajes que encontró la policía, llega a pedirle 45.000 pesos (más de 900 euros) para abortar y solucionar el problema. El joven entró en una espiral de depresión que le hizo plantearse dejar el colegio e, incluso, su equipo deportivo.

Afortunadamente, los padres del joven encontraron un mensaje enviado por su hijo a la mujer desde el teléfono de su madre. A partir de ahí comenzaron a tirar del hilo y supieron toda la verdad. Rápidamente denunciaron los hechos a la policía, que detuvo a Luciana Vera pocos días después tras una rápida investigación y la puso a disposición judicial.

Tras decirle que está embarazada, llega a pedirle 45.000 pesos para abortar y solucionar el problema

La Fiscalía presentó cargos por delitos de “hurto en concurso real con amenazas, abuso sexual con acceso carnal y coacciones reiteradas, en calidad de autora”. La defensa pidió un procedimiento abreviado para evitar el juicio público, a lo que la magistrada no se opuso. La jueza condenó a Luciana Vera a tres años de prisión, que quedan suspendidos como condicional, y a la multa de 90.000 pesos que tendrá que pagar a la familia de la víctima en dos cuotas iguales.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios