SE CUMPLEN 33 AÑOS DEL DESASTRE DE CHERNÓBIL

El sótano de Chernóbil que tiene el 'honor' de ser el lugar más peligroso del mundo

¿Se imaginan un lugar en el que estar una hora en él le provocara la muerte? Ese lugar existe y, a día de hoy, sigue siendo una de las zonas más misteriosas del mundo

Foto: La 'pata de elefante' de Chernóbil. (Foto: US Department of Energy)
La 'pata de elefante' de Chernóbil. (Foto: US Department of Energy)

¿Alguna vez has pensado cuál es el lugar más peligroso del mundo? Pero no hablamos de imposibles, sino del lugar al que puedes acceder entrando por tu propio pie y del que sería muy complicado que pudieras salir con vida. Pues todos los caminos apuntan a una misma dirección: un sótano de Ucrania en el que, en menos de una hora, podrías fallecer. Un lugar conocido como la 'pata de elefante' que 'nació' hace 33 años y que sigue siendo una zona rodeada de misterio.

Un 26 de abril de 1986, tuvo lugar el accidente más grave de la historia de la humanidad. Parecía un día más en la planta nuclear de Chernóbil, donde había prevista una serie de pruebas para comprobar la fiabilidad de los reactores. Entre esas acciones, se iba a llevar a cabo una simulación en la que se producía un corte eléctrico, para así poder ver cómo se comportaban los diferentes componentes que formaban parte de la planta... Pero algo no salió como se esperaba.

Durante esos cortes eléctricos, el reactor 4 de la planta de Vladímir Ilich Lenin comenzó a actuar de forma imprevista, sufriendo un considerable aumento de potencia y dando lugar a un sobrecalentamiento del núcleo. Pese a los trabajos para tratar de frenar el problema, la situación derivó en una brutal explosión de hidrógeno acumulado que supuso el accidente nuclear más grave de la historia, con 31 muertos directos por la deflagración y más de 200.000 por culpa de la radiación.

La gravedad del accidente provocó que los primeros en intervenir fueran los bomberos, cuyo comportamiento heroico evitó una catástrofe mucho mayor. Sin embargo, una vez estabilizada la situación, no sería hasta muchas semanas más tarde cuando comenzaron a conocerse hasta el detalle más mínimo las consecuencias reales de lo ocurrido. Y, en una de esas inspecciones visuales, muchos meses después de la explosión, se encontró lo inesperado: la 'pata de elefante'.

La radiación, el gran problema de Chernóbil. (Reuters)
La radiación, el gran problema de Chernóbil. (Reuters)

El resultado de la explosión fue el corium, un material consistente en la mezcla de combustible nuclear, productos de fisión, barras de control, materiales estructurales de las partes afectadas del reactor, productos de su reacción química con aire, agua, vapor y hormigón fundido del piso de la sala del reactor. Todo esto fue a parar a un mismo lugar: un misterioso sótano donde se acumuló una cantidad ingente de material contaminante, al que acceder a día de hoy sigue siendo una quimera.

Han pasado 32 años, pero este sótano de Chernóbil continúa siendo el lugar más peligroso del mundo. Hasta él llegaron 11 toneladas de corium, un material radiactivo que fue capaz de destrozar todo lo que encontraba a su paso hasta estacionarse en el sótano en que se encontraba el nacimiento de los reactores propiamente dicho. La forma en que se cumuló este material simula la pata de un elefante, eso sí, de tres metros de ancho, cuya exposición, tres décadas después, sigue siendo mortal.

Semanas después de que tuviera lugar la explosión, pasar poco más de 10 minutos consecutivos en este sótano era directamente mortal. Los trabajos de desescombro y contención debían de hacerse durante mínimos periodos de exposición. A día de hoy, parece que algo ha mejorado y se puede trabajar cerca de este corium durante casi una hora. El lugar más peligroso del mundo es consecuencia de la mano del hombre, un sótano que sigue siendo el lugar más mortal hasta ahora conocido.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios