AUNQUE SÓLO LE INDEMNIZAN POR 30 AÑOS

Un hombre que pasó 46 años en prisión por error recibirá 1,5 millones de dólares

Richard Philips se convirtió en un famoso pintor en prisión y sus obras se venden hoy por miles de dólares en decenas de galerías norteamericanas

Foto: Richard Philips logró salir de prisión tras estar encerrado injustamente 46 años (Foto: Gofundme)
Richard Philips logró salir de prisión tras estar encerrado injustamente 46 años (Foto: Gofundme)

Si preguntas a varios críticos de arte por su ramillete de artistas preferidos dentro del mundo del pop-art, ninguno obviará el nombre de Richard Philips. A sus 73 años ha conseguido hacerse un nombre en un mundo tan complicado como es el de la pintura, pero su caso tiene, infinitamente, mucho más mérito: se pasó 46 de los últimos 47 años en la cárcel.

Philips fue liberado en 2018 después de que aparecieran nuevas pruebas que le exoneraran definitivamente del supuesto asesinato que habría cometido, según la justicia de Estados Unidos, en 1971. En total, 46 años entre rejas por un delito que no cometió, la mayor condena que alguien ha cumplido en la historia norteamericana antes de ser declarado inocente.

Ahora, un juez ha decidido que Philips debe recibir un millón y medio de dólares como compensación. Las leyes norteamericanas contemplan la cantidad de 50.000 dólares anuales como pago a las personas que han sido injustamente encarceladas, por lo que su pago debería ser aún mayor. Sin embargo, el juez explica en el fallo que no se cuentan más de 10 años porque cumplía al mismo tiempo otra sentencia por atraco a mano armada, una pena que Philips también quiere tumbar ya que asegura que él no tuvo nada que ver en el asunto.

Indemnización millonaria

Lo cierto es que el dinero es la menor de las preocupaciones de Richard Philips. Poco después de entrar en la cárcel para cumplir su condena comenzó a pintar como una forma de pasar el rato. Sin embargo, años después, el mundo del arte comenzó a interesarse por sus creaciones y hoy sus obras se venden por miles de dólares en decenas de galerías.

Era una forma de tener ocupada mi mente: podía meterme en uno de mis cuadros y pasarme ahí horas

Philips reconoce a la CBS que “era una forma de tener ocupada mi mente: podía meterme en uno de mis cuadros y pasarme ahí horas". Sin embargo, pese al encarcelamiento injusto que ha pasado, no pierde ni un minuto en autocompadecerse: "Voy a estar bien tanto si me compensan como si no lo hacen".

Por su parte, la abogada de Phillips, Gabi Silver, celebra la decisión que ha tomado la justicia. Asegura a Detroit F.P. que "la oficina del fiscal general tomó la decisión de pagarle cada centavo que le debe a día de hoy. Estoy muy contenta con el resultado". Philips perdió 46 años de su vida injustamente, pero al menos podrá vivir el resto de su vida consciente de que todo el mundo sabe la verdad sobre lo que pasó y, de paso, desahogado económicamente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios