SE LA MEZCLABAN CON ZUMO

Un bebé de seis meses muere en Japón por tomar miel

Ingerir miel antes del año de vida es muy peligroso por el riesgo de que los bebés contraigan la bacteria Clostridium botulinum, que genera una toxina que puede ser mortal

Foto: Alimentaban al bebé con miel mezclada con zumo dos veces al día (EFE/Rungroj Yongrit)
Alimentaban al bebé con miel mezclada con zumo dos veces al día (EFE/Rungroj Yongrit)

Un bebé de seis meses ha muerto en Adachi Ward, un barrio del norte de Tokio, después de que hubiera estado tomando miel a lo largo de un mes. Según las autoridades de la capital nipona, el niño contrajo botulismo infantil, una enfermedad gastrointestinal producida por una bacteria. Es el primer caso de botulismo infantil en Japón desde que 1986, cuando se comenzó a llevar un registro.

Según datos del gobierno de Tokio, que recoge el Japan Times, el bebé desarrolló una tos el 16 de febrero y fue trasladado en ambulancia al hospital cuatro días después, el 20 de febrero, tras sufrir convulsiones y una insuficiencia respiratoria. Fue diagnosticado el 28 de febrero de botulismo infantil y murió el 30 de marzo.

La familia reconoció a los médicos que había dado al bebé miel mezclada en zumo dos veces al día durante aproximadamente un mes. No sabían que los bebés menores de un año no deben ingerir miel por el riesgo de que contraigan la bacteria Clostridium botulinum, que genera una toxina en el cuerpo que puede ser mortal.

Un mes ingresado

El bebé permaneció durante un mes ingresado en un hospital de Tokio, pero no pudieron salvarle la vida. La policía investigó la casa de la familia y encontró restos de la bacteria en un recipiente de miel sin sellar. También encontraron restos de la Clostridium botulinum en las heces del bebé, por lo que certificaron que su muerte fue causada por envenenamiento por botulismo.

Los bebés menores de un año no deben ingerir miel por el riesgo de que contraigan la bacteria Clostridium botulinum

Según el Ministerio de Sanidad de Japón, el primer caso registrado de esta enfermedad en el país nipón se confirmó en la prefectura de Chiba en 1986. Entonces, las autoridades emitieron una advertencia para que, a partir del año siguiente, se comunicara en todo el país que no se debía alimentar con miel a los bebés.

Según el Gobierno Metropolitano de la capital del país, desde 1986 se han notificado más de 30 casos de botulismo infantil en Japón, pero ninguno tuvo resultados fatales. Aunque la mayoría de los casos de intoxicación por botulismo están causados por la miel, se conocen algunas ocasiones en los que la bacteria llegó por medio de una sopa de verduras o de agua de un pozo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios