QUIERE CORROBORAR QUIÉN LE HA TRAICIONADO

Maduro pasa por el polígrafo a los altos cargos involucrados en la rebelión

Desde el jueves, los altos cargos del Estado que han colaborado en el alzamiento, planificado desde un país del Caribe, serán interrogados en la sede de los Servicios Secretos en Caracas

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La sede en Caracas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) vive desde este jueves en continuo ajetreo. Nicolás Maduro, presidente del Gobierno venezolano y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales, ha ordenado que los altos cargos que habrían participado en el levantamiento para asegurar una transición pacífica declaren ante el polígrafo. Un alto cargo del Ejército ha asegurado en exclusiva a El Confidencial que los interrogatorios los están conduciendo miembros de la Inteligencia cubana destinados en Caracas.

Según contó en primicia el martes este diario, las negociaciones para el alzamiento, revestido de un “carácter legal”, tuvieron lugar en un país del Caribe desde comienzos de 2019. El coordinador jefe de las mismas narró a este medio cómo se había llegado a un acuerdo para el alzamiento con Vladimir Padrino, ministro de Defensa, Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, Juan Guaidó, al mando de la Asamblea Nacional, Manuel Cristopher Figuera, jefe del Sebin, Iván Hernández Dala, jefe de la Contrainteligencia militar, y varios emisarios enviados desde la Administración Trump.

El objetivo consistía en formar una junta militar transicional desde el 2 de mayo que garantizara en unos meses la celebración de elecciones democráticas en Venezuela. Para ello, se contaba con el poder militar, el legislativo (Guaidó y la Asamblea Nacional) y el poder judicial (Tribunal Supremo) para darle una “carácter legal y legítimo” a una asonada primera que contara con un amplio respaldo interno y externo, según explica a El Confidencial el coordinador jefe de las negociaciones. El plan inicial era que tanto la Asamblea Nacional presidida por Guaidó como el Tribunal Supremo dirigido por Moreno emitirían sendos comunicados este jueves para legitimar la rebelión.

Pero todo ello se truncó por la “precipitación, el amateurismo e inexperiencia” de Juan Guaidó, quien ‘motu proprio’ decidió el martes 30 comunicar vía Twitter el alzamiento, según asevera esa fuente, cuya identidad debe ser protegida en este artículo. El pacto había sido violentado.

Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, (dcha), junto al número dos del Gobierno, Diosdado Cabello.(Reuters)
Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, (dcha), junto al número dos del Gobierno, Diosdado Cabello.(Reuters)

Desde el mediodía venezolano del 2 de mayo, todos esos nombres y otros muchos oficiales y altos funcionarios a los que el apresuramiento de Guaidó y el opositor Leopoldo López ha dejado a los pies de los caballos están siendo interrogados con polígrafo en la sede del Sebin bajo la dirección de los militares cubanos. Estos deben lealtad a Maduro y están duchos en las mejoras técnicas de interrogatorios, de acuerdo con la explicación de la fuente.

No declararán de momento Guaidó, ni López, refugiado en la Embajada de España, ni el exjefe del Sebin, Manuel Cristopher Figuera, quien ya ha huido de Venezuela. Pero sí serán sometidos al polígrafo altos cargos importantes como el propio ministro de Defensa, el presidente del Tribunal Supremo o el jefe de la Contrainteligencia militar, entre otros.

En la mañana venezolana de este jueves, Vladimir Padrino parlamentó en un cuartel militar junto a Maduro. En su alocución, en presencia de un Maduro con el rostro demudado y enojado, el ministro de Defensa señaló lo siguiente: “Pretenden comprarnos como si fuéramos mercenarios”.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión VPItv, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, explicó el miércoles 1 que “Maduro no puede confiar en su entorno, incluyendo a quien diga que le es leal. No puede contar con eso. Especialmente si se trata de los cubanos y los rusos”.

En un tuit, también el 1 de mayo, John Bolton, asesor en asuntos de Seguridad de Donald Trump, escribió que Vladimir Padrino, Maikel Moreno e Iván Hernández Dala “conocen bien el papel que desempeñaron en la planificación de hoy en favor de la democracia venezolana”. A continuación, Bolton les espetó lo siguiente: “Deben hacer lo correcto para el pueblo venezolano. Nosotros, y el mundo, les haremos responsables de las agresiones que sufran hoy los venezolanos”

En las próximas horas sabremos quiénes han pasado o no con éxito los interrogatorios de los militares cubanos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios