SE TRATABA DE JOHN WILLIAM KING

Arrastrado y desmembrado: ejecutan al autor del mayor crimen racista de EEUU

Ocurrió en 1998 y, veinte años después, el cabecilla del brutal ataque que acabó con la vida de James Byrd ha sido ajusticiado por las autoridades de Estados Unidos

Foto: John William King, en el momento de ser juzgado en 1989. (Reuters)
John William King, en el momento de ser juzgado en 1989. (Reuters)

Este jueves ha sido ejecutado John William King, uno de los asesinos más repudiados de Estados Unidos. Su caso saltó a la fama en 1998 cuando, junto a otros dos compinches, cometió el terrible crimen de James Byrd Jr., un afroamericano al que sin ningún motivo más que el color de su piel decidió golpear brutalmente hasta dejarle malherido, le encadenó a una camioneta y le arrastro durante más de 5 kilómetros por la carretera hasta provocar su muerte.

Todo sucedió el 7 de junio de 1998 en Jasper (Texas, EEUU). John King, Shawn Berry y Lawrence Brewer caminaban por la calle, cuando comenzaron a insultar y faltar a respeto a James Byrd, un hombre negro que acudía hacia su casa. Las continuas faltas de respeto de los tres hombres blancos dieron lugar a que Byrd les hiciera frente, lo que provocó una pelea en la que este grupo, liderado por King, le propinara una brutal paliza que le dejó graves heridas.

Sin fuerzas para sostenerse, los tres hombres ataron sus piernas con cadenas y, a su vez, le amarraron a la parte trasera de una 'pick up'. Tras hacerlo, comenzaron a conducir a toda velocidad por la ciudad, con Byrd aún vivo, sufriendo una gravísima tortura. Dos kilómetros después de iniciar su marcha, tras haber perdido el brazo derecho y la cabeza, perdió la vida al segarse su cuerpo en dos tras chocar con una alcantarilla. Los jóvenes tiraron lo que quedaba de su cuerpo frente a una iglesia.

King, Berry y Brewer no tardaron en ser localizados por las autoridades y ser juzgados por un delito de odio. Cuando fueron detenidos, King no dudó en confesar que era el líder del grupo, dando a conocer la razón de tan terrible crimen: su odio hacia los negros. Pronto le explicó a las autoridades que era un racista convencido de que lo que había hecho era lo mejor para el país, lo que le llevó a un juicio que tuvo un resultado claro: era condenado a la pena capital.

Mientras King y Brewer eran condenados a morir, Berry 'solo' era sentenciado a cadena perpetua, después de que el juzgado confirmase que no compartía las ideas supremacistas de sus compañeros, lo que incluso le podría permitir que tuviera su primer permiso de libertad condicional en el año 2038. Brewer fue ejecutado en 2011 pero, King, después de agotar todas las vías de apelación posibles, no ha perdido la vida hasta este jueves.

Última foto de King en prisión. (EFE)
Ampliar
Última foto de King en prisión. (EFE)

El brutal asesinato con el que perdió la vida Byrd, marcó un antes y un después en Estados Unidos. Se trató del crimen de odio más importante en la historia moderna del país norteamericano, lo que dio lugar a que se tomaran importantes medidas. De hecho, la brutalidad de los actos y las razones para cometerlos provocaron el inicio de la pelea del Congreso por aprobar una ley contra los delitos de odio. "¿Tiene algo que decir antes de ser ejecutado? No", fue su última respuesta.

Dos décadas después de un asesinato que conmovió a Estados Unidos, John William King ha sido ejecutado en el penal de Huntsville. Una de las hermanas de Byrd estuvo presente al otro lado del cristal durante la ejecución, pero gran parte de la familia del afroamericano cruelmente asesinado dio una verdadera lección de humanidad: "No queríamos que fuera ejecutado, preferíamos que pasara el resto de su vida en prisión. No se puede luchar contra el crimen con más crimen", aseguró su hijo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios