Para protestar contra una imposición federal

Un gobernador americano contagia a sus nueve hijos en una "fiesta de la varicela"

Matt Bevin y su mujer aprovecharon la enfermedad de un vecino para hacer que sus nueve hijos se contagiaran de la varicela

Foto: El Gobernador de Kentucky, Matt Bevin, un peso pesado del Partido Republicano (Reuters/Joshua Roberts)
El Gobernador de Kentucky, Matt Bevin, un peso pesado del Partido Republicano (Reuters/Joshua Roberts)

El gobernador del estado de Kentucky, Matt Bevin, y su mujer Glenna tienen nueve hijos de entre 5 y 16 años. No son firmes defensores del movimiento antivacunas, pero llevaron a sus nueve retoños a una “fiesta de la varicela” para que se contagiaran. Y lo hicieron para protestar porque el gobierno del país obligue a los padres a vacunar a sus hijos.

Bevin es miembro del Partido Republicano, el mismo con el que gobierna Donald Trump. No está de acuerdo con las leyes federales que obligan a poner las vacunas a los menores y pide que se permita a cada familia decidir si quieren vacunar o no a sus hijos. Lo mismo que pensaba el propio Trump en 2014 y que dejó escrito en un mensaje en Twitter, aunque cambió de opinión cuando llegó a la Casa Blanca.

"Niños sanos van al médico, les llenan con una enorme cantidad de vacunas, no se sienten bien y cambian – AUTISMO. ¡Muchos casos!". Son las propias palabras de Donald Trump y que ahora apoya Bevin. Y para demostrarlo preparó una fiesta cuando se enteró de que uno de sus vecinos había contraído la varicela.

Los nueve se contagiaron

Bevin llevó a sus nueve hijos a casa de su vecino y se encargó de que todos tuvieran contacto con él para que estuvieran expuestos al virus. Logró su objetivo: los nueve se infectaron de varicela. En declaraciones que recoge la CNN, Bevin explica que “pasaron la enfermedad de niños. Estuvieron mal durante unos días y después todo salió bien”.

El objetivo de Bevin es que el gobierno de Estados Unidos no obligue a las familias a vacunar a sus hijos: “Esto es América. El gobierno federal no debería imponer esto a las personas. Simplemente no deberían". En la actualidad, 36 de los 50 estados americanos obligan a vacunar a sus hijos antes de ir al colegio, aunque 17 de ellos establecen excepciones por razones médicas o religiosas.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha advertido de las "fiestas de varicela" que promueve el movimiento antivacunas por las posibles complicaciones del virus: "No hay forma de saber con anticipación cómo de serios serán los síntomas del menor. No vale la pena correr el riesgo". El gobernador Bevin aseguró que las personas que se vacunan están "menos protegidas" que quienes se contagian espontáneamente, aunque los expertos lo han desmentido categóricamente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios