Tercera sentencia de este tipo en australia

Condenada a cuatro años de cárcel por planificar la mutilación genital de sus hijas

Las leyes de Australia prohíben la ablación por lo que la madre trasladó a las niñas del país en el que viven hasta Somalia, su país de origen

Foto: Se estima que 200 millones de mujeres en todo el mundo han sufrido mutilación genital (EFE/Patricia Martínez)
Se estima que 200 millones de mujeres en todo el mundo han sufrido mutilación genital (EFE/Patricia Martínez)

Una mujer de origen africano ha sido condenada a cuatro años de prisión en Australia, donde vive, por llevar a sus hijas a Somalia en 2015 para llevar a cabo su ablación genital. Este procedimiento está prohibido en la mayoría de los países, pero se sigue practicando por cuestiones de tradición en muchos lugares de África.

En la sentencia que recoge ABC Australia, la jueza Leanne Clare dice textualmente que la mujer, de la que no se conoce su nombre por razones legales, “sacó deliberadamente a sus hijas de un país que las protegía. Hizo ese viaje con la intención de llevar a cabo la mutilación”. Quería evitar un proceso legal en su país de residencia, ya que la mutilación genital femenina está prohibida en Australia.

El tribunal escuchó los testimonios de las dos niñas, de 10 y 13 años respectivamente, que explicaron el acuerdo que se hizo en casa de su abuela materna con la persona que ejecutó la mutilación. La fiscal señaló que las niñas no fueron sedadas, sintieron dolor y sangraron durante un día entero y que su madre estuvo presente durante la mutilación, en al menos en uno de los casos.

Una lacra social

La fiscal añadió también que las pruebas médicas a las que se sometieron a las niñas demostraron que no había una cicatriz permanente, pero que era probable que sufrieran "consecuencias psicológicas" a lo largo de su vida.

Por su parte, la defensa quiso dejar claro que las niñas apoyan a su madre ya que ambas “permanecen junto a ella” y también apuntó a que la mujer está recibiendo actualmente un tratamiento de quimioterapia.

La pena máxima por mutilación genital femenina en el estado australiano de Queensland es de 14 años de cárcel

Aunque la pena máxima por mutilación genital femenina en el estado australiano de Queensland es de 14 años de cárcel, la pena dictada por el tribunal es de 4 años de prisión. Es la tercera sentencia de este tipo en Australia, un país en el que se cree que viven 53.000 mujeres con sus genitales mutilados de los más de 200 millones que se estima que hay en el mundo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios