corrupción, libertad de expresión...

El análisis sobre DDHH del Gobierno Trump carga contra España por el trato a migrantes

Superpoblación, malas condiciones en los CIES y devoluciones en caliente. El informe del Departamento de Estado da voz a organizaciones no gubernamentales muy críticas con España

Foto: Donald Trump. (Reuters)
Donald Trump. (Reuters)

Grave superpoblación, malas condiciones en los CIES de Melilla y Ceuta y devoluciones en caliente. El informe anual sobre derechos humanos del Departamento de Estado de EEUU cita estos problemas en relación a la política migratoria en España, dando voz a algunas organizaciones no gubernamentales y ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados) que se muestran muy críticas con la gestión española.

Impresión de impunidad

Pero no se queda ahí. El informe indica que la corrupción fue un problema en España en 2018. También destaca que se "creó la impresión de impunidad" para los políticos implicados. Además, enumera la preocupación de algunos grupos sobre la libertad de expresión y el tratamiento a inmigrantes, sin pronunciarse al respecto.

"En algunas instancias, los funcionarios se implicaron en corrupción y crearon una impresión de impunidad", indica el documento. El texto concluye que "la corrupción fue un problema en el país" en 2018 y destaca que en mayo pasado la Audiencia Nacional condenó al Partido Popular (PP, centroderecha) por lucrarse a través de una trama corrupta de empresarios y cargos públicos pertenecientes a esa formación.

Tramas de corrupción

"Aunque no estuvo directamente implicado, el entonces presidente Mariano Rajoy testificó en el juicio (...). Los lazos con la corrupción y las dudas en cuanto al testimonio de Rajoy llevaron a un voto de no confianza en el Congreso en junio, que culminó en la salida del poder del Gobierno de Rajoy", señala.

También subraya la condena a algunos políticos del PP en la región de Valencia en junio, incluidos el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa y el cabecilla de la trama "Gürtel", Francisco Correa, por "un caso de financiación ilegal del partido".

No hay presos políticos

En su edición relativa a 2017, el documento indicaba que no existían "informes sobre la existencia de presos o detenidos políticos", pero este año sí refleja que algunos partidos catalanes "denunciaron" que algunos de los políticos detenidos -y ahora sujetos al juicio del procés- son "presos políticos".

"Ni el Gobierno ni ninguna organización no gubernamental de derechos humanos respaldaron esa alegación", señala el documento, que recuerda, sin embargo, que Amnistía Internacional (AI) ha denunciado "el uso de la prisión preventiva".

Estados Unidos cree que el Gobierno español "respetó en general" la libertad de expresión, pero toma nota de que Reporteros Sin Fronteras ha denunciado "un aumento en el número de sentencias que limitan" ese derecho.

Grave superpoblación de los CIEs

Aunque el Gobierno español "cooperó con ACNUR y otras organizaciones para proteger" a los inmigrantes, EEUU recordó que el defensor del Pueblo ha denunciado la "grave superpoblación" en los centros temporales en Melilla y Ceuta, y que la ONU ha "criticado" las condiciones en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs).

Además, toma nota -sin pronunciarse- de la polémica generada por las devoluciones inmediatas de inmigrantes e indica que algunas organizaciones no gubernamentales y ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados) han indicado que "puede llevar meses conseguir una cita para solicitar asilo" en varios centros españoles.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios